Catástrofe Ultravioleta #05 – Juegos

Catástrofe Ultravioleta #05 JUEGOS

Estamos programados para jugar. Desde las tres en raya de los romanos hasta el Candy Crash, la humanidad no ha dejado ni un momento de representar el mundo a través del juego. Y en este capítulo nos vamos a echar una partidita memorable.

Agradecimientos: Oriol Comas (Festival DAU), Josep Maria Allué (Idealudica), Josep Perelló (Universidad de Barcelona), Miguel Santander (@juegodemocracia) y Carlos Fernández Antón (Ars INGENIVUS).

Podéis descargar gratuitamente el podcast en los siguientes formatos:

Aquí podéis encontrar el FEED de Catástrofe Ultravioleta

Os invitamos a todos a seguirnos en Twitter a través de @Catastrofe_UV.

Ademas, ¡Estamos de estreno!… Acabamos de inaugurar nuestra propia web: CATASTROFEULTRAVIOLETA.COM

 

* Catástrofe Ultravioleta es un proyecto realizado por Javier Peláez (@Irreductible) y Antonio Martínez Ron (@aberron) con el patrocinio parcial de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco y la Fundación Euskampus. La edición, música y ambientación obra de Javi Álvarez y han sido compuestas expresamente para cada capítulo.

4 Comentarios

Deja un comentario

Ya está online el capítulo #05 de Catástrofe Ultravioleta: JUEGOS | Naukas

[…] siempre podéis escuchar y descargar gratuitamente este nuevo capítulo en la web de la Cátedra Científica de la U… que, junto con la Fundación Euskampus apoyan este original […]

Capítulo #05 de Catástrofe Ultravioleta – JUEGOS | Catástrofe Ultravioleta | La A...

[…] (que no de descanso puesto que hemos estado preparando nuevos guiones y capítulos) y ya está online el número #05 dedicado a los Juegos… Desde la antigüedad hasta los modernos juegos de mesa, en esta nueva entrega hacemos […]

JaviJavi

Hola, acabo de escuchar un 80% del podcast [el otro 20% mañana]. Un par de opiniones. Espero que no suenen rudos, escribo rápido:

– En la introducción histórica se habla del juego de la oca. Comentar que cierta definición de juego de mesa un poco más moderna deja la oca fuera. Desde mi punto de vista para que haya juego debe haber toma de decisiones y esto no sucede en la oca. Para la oca, de hecho, se podría hacer un programa que al apretar el botón dijera quién ha ganado, sin necesidad de “jugar” y nos dejaría igual de satisfechos. En todo caso, lo consideramos juego en la acepción de azar, del mismo modo que decimos jugar a la lotería.

– La gracia de los juegos de mesa modernos es que ha traído consigo una especialización, un enfoque un poco más científico, una parametrización: se habla de análisis de mecánicas, nivel de dependencia del idioma, nivel de interacción, propensión al análisis-parálisis…
Del Time’s Up, además que decir que te lo pasas bien porque ves quién hay detrás de la otra persona hubiera estado bien comentar alguna cosa objetiva: es un juego que consiste en adivinar personajes con mecánicas tipo tabú y mímica con tres rondas donde TODOS los personajes en juego aparecen siempre en cada ronda, por lo que a partir de la segunda tenemos información [recordamos quién ha salido en la ronda anterior y, sobre todo y más importante, cómo ha sido este personaje explicado]. Una anécdota puramente Time’s Up es cuando alguien estaba explicando a Lucky Luke y otro propuso como solución Luke Skywalker. La gracia está en que en rondas sucesivas era más sencillo imitar al jedi y la gente adivinaba al vaquero. 🙂

– Sobre el Democracia, no es un juego de rol. Entiendo que puede ser divertido rolear un poco pero esto, si no está respaldado por unas mecánicas interesantes no hace un buen juego. No digo que no lo sea, pero en el podcast los jugadores se esmeran demasiado en desviar la atención hacia la interpretación. No me creo que eso sostenga un juego de este tipo más allá de las primeras partidas.

– Por acabar. Oriol Comas es uno de los grandes pero el ejemplo del juego-plato es bastante malo. Oriol no ha inventado ningún juego! El mismo lo explica diciendo: “juegas a los chinos y luego quien gana se queda el caviar”. Es decir, el juego son los chinos y el caviar el premio. Es una lástima porque la idea tiene potencial, mezclar el juego con la comida de manera que al final las dos cosas salgan ganando.

Bueno, eso es todo. 😉 Saludos. Gracias, igualmente por difundir.

En toda casa española, si sólo tiene que haber un juego, ese debería ser un Catán, no un Monopoly.

LianaLiana

Gracias por el articulo visitare el nuevo sitio web

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>