Un simple análisis de sangre permite detectar el deterioro cognitivo tras un ictus

Este texto es una colaboración del Cuaderno de Cultura Científica con Next

Blausen_0836_Stroke

La persona que sufre un ictus, un infarto cerebral, puede sufrir daños cognitivos. En ocasiones la intervención rápida es fundamental, pero la evaluación de los daños requiere que el paciente colabore activamente en ella, lo que no siempre es posible hasta un tiempo después, cuando ya puede ser demasiado tarde para según qué intervenciones. Ahora, un equipo de investigadores ha presentado una forma de evaluar el daño cognitivo tras un ictus con un simple análisis de sangre. Este descubrimiento no solo mejora los tiempos de rehabilitación de los pacientes, también permite conocer mejor qué ocurre a nivel bioquímico tras un ictus.

El ictus ocurre cuando el flujo de sangre se interrumpe (porque existe una obstrucción o una hemorragia) y las células del cerebro o cualquier otra parte del encéfalo afectada se quedan sin suministro de oxígeno. Los efectos del ictus son conocidos: debilidad muscular o sentidos alterados. En muchos casos los ictus también afectan a la forma en que un paciente piensa y procesa la información (alteraciones del humor, depresión, incluso demencia).

La identificación rápida de los efectos concretos que ha tenido el ictus son claves para que los médicos puedan diseñar los programas de rehabilitación y tratamientos más adecuados para cada paciente. En la actualidad para lograra esta identificación se emplea neuroimagen estructural (donde y cuando esté disponible) y tests neuropsicológicos para evaluar el daño cognitivo; ambos procesos diagnósticos necesitan tiempo y que el paciente pueda y se avenga a ello.

Diagnóstico de un ictus por neuroimagen estructural: una angiografía por resonancia magnética coloreada, donde el derrame se muestra en naranja.

Diagnóstico de un ictus por neuroimagen estructural: una angiografía por resonancia magnética coloreada, donde el derrame se muestra en naranja.

El equipo de investigadores encabezado por Min Liu, de la Segunda Universidad Médica Militar (R.P. China), se ha dedicado a analizar los cambios metabólicos que suceden después de un ictus, haciendo hincapié en identificar los cambios relacionados con los problemas cognitivos post-ictus. Estos cambios metabólicos pueden ser causados por la inflamación, la neurotoxicidad o el estrés oxidativo que se pueden dar en la zona privada de riego sanguíneo.

Los investigadores emplearon cromatografía líquida de ultra-alto rendimiento (u-HPLC) para separar las distintas moléculas de muestras de suero sanguíneo obtenidas de tres grupos diferentes de voluntarios: un grupo de control, un grupo que había sufrido ictus pero no tenía deterioro cognitivo y otro que sí lo tenía. Analizaron las distintas moléculas con una técnica de espectrometría de masas llamada QTOF (cuadrupolo- tiempo de vuelo) y con ello obtuvieron un impresionante conjunto de datos. El análisis multivariante de estos datos mostró que los tres grupos tenían perfiles metabólicos diferentes y puso de manifiesto varios cambios metabólicos como especialmente relevantes.

Para conseguir un test práctico, los investigadores identificaron tres metabolitos relevantes que fuesen fáciles de identificar. Usando estos biomarcadores se puede identificar rápidamente la presencia de deterioro cognitivo tras un ictus con tan solo una muestra de la sangre del paciente.

Esta investigación es un paso más en la dirección de la llamada metabolómica clínica, en la que un mejor conocimiento de los mecanismos moleculares permite un diagnóstico más preciso y rápido, tratamientos más efectivos y una mejor monitorización de la evolución del paciente.

Referencia:

Min Liu et al (2015) Potential of serum metabolites for diagnosing post-stroke cognitive impairment Mol. BioSyst. DOI: 10.1039/C5MB00470E

Sobre el autor: César Tomé López es divulgador científico y editor de Mapping Ignorance

3 Comentarios

Deja un comentario

Un simple análisis de sangre permite det...

[…] Este texto es una colaboración del Cuaderno de Cultura Científica con Next La persona que sufre un ictus, un infarto cerebral, puede sufrir daños cognitivos. En ocasiones la intervención rápida es fundamental, pero la evaluación de los  […]

pepapepa

Me pareció sumamente interesante tu publicación ,gracias otra vez

Un simple análisis de sangre permite detectar el deterioro cognitivo tras un ictus | http...

[…] texto es una colaboración del Cuaderno de Cultura Científica con […]

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>