Las plantas como aislantes acústicos

Investigación UPV/EHU

Sala reverberacion web

Zaloa Azkorra, ingeniera agrónoma de la UPV/EHU, y su equipo de colaboradores está investigando los beneficios que ofrecen las paredes vegetales en la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica de Minas y de Obras Públicas. Los investigadores han concluido que las paredes compuestas por plantas tienen un gran potencial de absorción de ruido, y que podrían ser utilizadas como aislante acústico. En la actualidad, está realizando estudios térmicos con ellas. En opinión de la investigadora, en el futuro podrían ser beneficiosas para ofrecer una imagen más verde de las ciudades, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, ahorrar energía, aumentar la biodiversidad, controlar las aguas pluviales, atenuar el ruido de las ciudades y minimizar los residuos y la contaminación.

El Departamento de Máquinas y Motores Térmicos de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica de Minas y de Obras Públicas investiga la eficiencia energética de los edificios, realizando pruebas con diversos materiales. Zaloa Azkorra empezó a investigar la eficiencia acústica y energética de las paredes modulares vegetales: las plantas son introducidas en cajas de polietileno y se mantienen mediante irrigación orgánica, es decir, se alimentan y riegan por medio de un sistema similar al hidropónico utilizado en invernaderos. Este es precisamente el gran inconveniente del sistema: no es fácil cultivar plantas de esta manera ni ponerlas en una pared.

La absorción y el aislamiento del ruido se han analizado cumpliendo las condiciones establecidas en normas ISO. La prueba de absorción de ruido se realizó en una cámara de reverberación (una cámara cuyas paredes poseen materiales que reflejan el ruido del mismo modo en todas las direcciones), utilizando varias frecuencias. Así se ha comprobado que las paredes vegetales tienen muy buen rendimiento tanto en frecuencias altas como en bajas en lo que a disminución de ruido se refiere (otros materiales utilizados en edificios, sin embargo, sólo tienen un buen rendimiento en frecuencias altas o bajas).

Por otra parte, también se ha estudiado el comportamiento que pueden tener las paredes vegetales como aislante acústico: se han colocado unos módulos vegetales en una pared del laboratorio y se ha medido el nivel de aislamiento del ruido. Los investigadores han llegado a la conclusión de que aplicando ligeras mejoras (como aumentar la masa de los módulos o tapar el espacio intermodular) se puede aumentar la eficacia del sistema, y, en consecuencia, las paredes vegetales podrían ser apropiadas como aislante acústico.

Azkorra propone la utilización de paredes vegetales, interiores y exteriores, en edificios ya que se consiguen mejoras acústicas. Además, “son bonitas, y frescas”, ha expresado Azkorra. Pero, al mismo tiempo, reconoce que es caro disponer de tales sistemas, y que, además, los sistemas deben mejorarse. Según manifiesta Azkorra, “aparte de disponer las plantas en las paredes, es preciso mantenerlas, y eso es bastante caro”. Por eso, en la actualidad, no ve otra opción que utilizarlas en edificios singulares.

Edición realizada por César Tomé López a partir de materiales suministrados por UPV/EHU Komunikazioa

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *