El astrolabio, el universo en tus manos

Experientia docet

El astrolabio es un instrumento astronómico y astrológico que se empleaba para cálculos en los que interviniesen las posiciones de las estrellas y el Sol. Si bien se basaba en la asunción de que el cielo esférico rotaba diariamente alrededor de una Tierra central, casi todos los astrolabios son planos. Una vez puesto en posición el astrónomo tiene en sus manos un modelo del universo en ese instante.

La forma tradicional de un astrolabio tiene un mapa planisférico de las estrellas, plano, conocido como rete (red en latín) o araña. Esta carta celeste suele tomar la forma de una placa de latón con buena parte del metal calado dejando una red de bandas en las que distintos indicadores señalan las posiciones de las estrellas, y una banda circular para el curso anual del Sol a través de las estrellas, conocido como la eclíptica. El plano de proyección coincide con el ecuador, mientras que las líneas de proyección convergen el polo sur celeste.

Planispheric_astrolabe
Anverso de un astrolabio sencillo. Madre (en tono azulado), tímpano (líneas y esterllas negras sobre fondo blanco) y araña o rete (en tono dorado).

La misma proyección da el horizonte local del observador en un círculo macizo de latón del mismo tamaño que el rete, junto con los círculos del acimut y la altitud. Estas líneas proyectadas constituyen el patrón característico de la placa de latitud o tímpano, donde los círculos se acumulan alrededor de un punto que indica el cénit local, mientras que los arcos de acimut irradian de él. Ambas proyecciones se extienden desde el polo norte celeste hasta, habitualmente, el trópico de Capricornio.

astrolabio 4

El rete, que pivota en el polo, rota sobre el tímpano, estacionario; si se ajusta a cualquier orientación del cielo dará las posiciones de las estrellas y del Sol sobre el horizonte. Como la posición del Sol en su rotación diaria da la hora, suele existir una escala de tiempo que da la hora en cualquier momento del día o de la noche: una regla que pivota en el centro lleva la posición del Sol a la escala de tiempo. La escala de tiempo suele estar en el borde del soporte del conjunto del astrolabio, al que está sujeto la argolla para suspenderlo, que se conoce como madre.

En la parte de atrás del astrolabio hay una alidada, una regla a veces con anteojos que sirve para medir visuales, con una escala de altitud para medir la del Sol o la de una de las estrellas del rete. Usando la alidada el rete puede ajustarse a la posición actual del cielo y determinar la hora. Otras escalas (y tímpanos intercambiables) tanto en una cara como la otra del astrolabio permiten que el instrumento pueda realizar funciones muy variadas.

Fue Ptolomeo quien describió en el siglo II la base geométrica del astrolabio. Los más antiguos que se conservan son del siglo IX y provienen de Bagdad e Irán. Los más antiguos europeos datados con exactitud son del siglo XIV, aunque se conservan algunos más antiguos.

astrolabio 6

En la forma tradicional poseen distintas proyecciones para diferentes latitudes, por lo que tienen diferentes tímpanos para cada una de ellas. Fueron los astrónomos musulmanes los que encontraron distintas maneras de construir astrolabios “universales” que sirvieran para cualquier latitud y los europeos redescubrieron estos métodos o encontraron otros similares en el siglo XVI.

El astrolabio europeo entró en decadencia rápidamente en el siglo XVII, pero en el mundo musulmán se siguieron construyendo astrolabios muy refinados hasta bien entrado el siglo XIX.

Esta fantástica TEDtalk de Tom Wujec ilustra cómo usar un astrolabio.

Sobre el autor: César Tomé López es divulgador científico y editor de Mapping Ignorance

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *