El deterioro de la memoria con la edad es selectivo

Investigación UPV/EHU

Frente a la creencia generalizada, los mayores recuerdan mejor de lo que se cree. O por lo menos, la pérdida cognitiva asociada a la vejez varía según la memoria de la que se hable.


memoria

Ésa es una de las conclusiones de la investigación que han llevado a cabo Alaitz Aizpurua, de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), junto a la profesora Wilma Koutstaal de la Universidad de Minnesota en un artículo publicado en Conciousness and Cognition: “Los mayores recuerdan menos detalles específicos que los jóvenes, y, en general, tanto unos como otros conservan mejor las informaciones concretas de los hechos vividos que las abstractas”, explica la investigadora.

La razón por la que surgió la idea de este estudio, durante la estancia de Aizpurua en Minneapolis, se debe a que las autoras detectaron ciertas lagunas en la habitual manera de analizar en otras investigaciones la memoria autobiográfica —los recuerdos sobre los que construimos nuestra identidad o Yo―. “Se preguntaba a mayores y a jóvenes por hechos acaecidos en un momento determinado, el mismo para ambos, pero para los adultos mayores era mucho mayor el intervalo de tiempo transcurrido desde dicho suceso”, apunta la psicóloga de la UPV/EHU, “si a un adulto joven se le pregunta por un acontecimiento de su infancia, deberá retroceder 10-15 años; un adulto mayor, en cambio, 40 años, o más”.

Por este motivo decidieron alterar el patrón de las entrevistas, en el experimento realizado para la investigación, planteando las mismas cuestiones a adultos mayores y adultos jóvenes —se pidió a los participantes que recordaran tres hechos de su vida personal: algo que tuvo lugar el último año (salvo el último mes), algo acaecido el último mes (salvo la última semana) y algo sucedido la última semana (salvo el último día)—. Su conclusión fue que la principal diferencia entre los adultos obedecía a la capacidad de recordar los hechos más remotos: los jóvenes lo hacen mejor porque tienen que remontarse menos años.

Debido a esto en la investigación es necesario diferenciar la memoria procedimental, que responde a las habilidades técnicas que empleamos para realizar acciones, y la memoria semántica, la relacionada con el lenguaje y los conceptos, de la memoria episódica, que recuerda hechos (episodios) de nuestra vida personal. Es en ésta en la que se dan las mayores diferencias, aunque “modestas” matizan las investigadoras, entre las personas que fueron cuestionadas para el estudio.

Diferentes formas de recordar

Pese a lo que se pueda pensar, el deterioro de la memoria comienza a producirse muchas décadas antes de lo que comúnmente se considera la vejez. Diversas investigaciones neuropsicológicas demuestran que la pérdida cognitiva comienza a los 20 años, pero que apenas la percibimos debido a que contamos con la suficiente capacidad para hacer frente a las necesidades de la vida cotidiana. La disminución de la capacidad para recordar se vuelve más perceptible entre los 45 y los 49 años, y general a partir de los 75, aproximadamente. Pero al investigar sobre este hecho comienzan a verse matices en el proceso degenerativo, como describe Aizpurua: “Algunos tipos de memoria lo sufren más que otros. En la vejez, el deterioro aparece en la memoria episódica, pero no en la semántica. Dicho tipo de memoria (semántica) y la procedimental se mantienen, en algunos casos incluso mejoran, y se reduce la memoria episódica, la que conserva los recuerdos detallados”.

Como curiosidad final, en las discusiones del paper se menciona que tanto jóvenes como ancianos, además de recordar con menor precisión el pasado, puntúan sus recuerdos recientes como menos relevantes y emocionalmente significativos que aquellos que están más distantes en el tiempo.

Referencias:

Aizpurua, A., Koutstall, W. ‘A matter of focus: Detailed memory in the intentional autobiographical recall of older and younger adults’. Consciousness and Cognition, volumen 33, páginas 145-155 (2015). DOI:10.1016/j.concog.2014.12.006

Edición realizada por Jon Gurutz Arranz Izquierdo a partir de materiales suministrados por UPV/EHU Komunikazioa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *