El entrenamiento mental solo sirve para entretenerse un rato

#próxima

ndsl-brain_training_korean_version

Cada cierto tiempo revive el interés en juegos, pasatiempos y aplicaciones específicas que se supone que mejoran nuestro rendimiento mental. Según la publicidad que los acompaña jugar y practicar con estos entretenimientos puede mejorar nuestra memoria, nuestra atención y, ¿por qué no?, nuestra inteligencia. ¿Es esto realmente así? El pasado día 3 se publicó una revisión de la literatura científica al respecto y sus resultados no pueden ser más contundentes: no existen pruebas que indiquen que el llamado entrenamiento mental (brain-training) funcione.

Siete científicos coordinados por Daniel J. Simmons, de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EE.UU.), revisaron los más de 130 estudios citados por las páginas web y el material promocional de las compañías que comercializan estos productos. Como resultado encontraron pocos indicios de que los juegos de entrenamiento mental mejoren el rendimiento en tareas cognitivas diarias. No solo eso, los revisores encontraron fallos metodológicos en todos y cada uno de los estudios que analizaron.

Los juegos de entrenamiento mental suelen incluir tareas basadas en el tiempo de reacción o en la memoria que se suponen que mejoran estas funciones cognitivas en nuestro día a día. Los autores de la revisión señalan que una idea-fuerza de la publicidad de estos juegos es que la mejora en rendimiento en la tarea que realizas en la pantalla se traduce (transfiere, es el verbo que se usa en la jerga) en una mejora en el rendimiento en situaciones de la vida real similares.

Si bien existen muchos estudios bien realizados que indican que el entrenamiento mental mejora la capacidad de la persona para jugar al juego concreto (una persona que suela hacer crucigramas, se hará mejor haciendo crucigramas; una que haga sudokus, lo será resolviendo sudokus y una que juegue habitualmente al ajedrez será mejor al ajedrez, por nombrar actividades mentales clásicas), no existen sin embargo aquellos que indiquen que existe una transferencia hacia otro tipo de actividad diaria.

Los autores también han considerado las buenas prácticas de investigación, en concreto el establecimiento de grupos de control y las pruebas doble-ciego. De forma muy llamativa encontraron que muy pocos estudios de los analizados se aproximaban al cumplimiento de los estándares mínimos. Ninguno de los estudios estaba libre de fallos.

En este análisis se ha cuidado en extremo la atención a las pruebas objetivas y es un modelo al que cualquier evaluación de las pruebas escéptica pero de mente abierta debería parecerse. Sus conclusiones abundan en las que ya expuso un grupo de científicos en 2014 en una carta abierta y que, como ahora, provocó las reacciones airadas de la industria del entrenamiento mental.

Quizás convenga recordar que el único entrenamiento mental que sepamos con seguridad que tiene transferencia a las situaciones de la vida real es aquel que te dota de una mente crítica y abierta, pero no tanto como para que se te caiga el cerebro.

Referencias:

Simmons, D.J. et al (2016) Do “Brain-Training” Programs Work? Psychological Science in the Public Interest doi: 10.1177/1529100616661983

Yong, E (2016) The Weak Evidence Behind Brain-Training Games The Atlantic

Henry B.A. (2016) Evidence Lacking for Brain-Training Products The Scientist

A Consensus on the Brain Training Industry from the Scientific Community”(2014) Max Planck Institute for Human Development and Stanford Center on Longevity

Sobre el autor: César Tomé López es divulgador científico y editor de Mapping Ignorance

Este texto es una colaboración del Cuaderno de Cultura Científica con Next

14 comentarios

  • Avatar de Bernabé

    ¿Es posible que donde dice «pruebas doble-ciego» sea un error de traducción? La noción de ‘double-bind’ es común en psicología cibernética (tal vez en la cibernética en general), hasta donde entiendo se trata de un vínculo causal doble, por ejemplo en el modo en que individuo y grupo interactuan.

  • Avatar de j

    Ya que veo que el autor del artículo anima a ser crítico con los estudios, me parece que como minímo debería hacer lo mismo. No me parece una conclusión razonable que «El entrenamiento mental solo sirve para entretenerse un rato» cuando no ha presentado ningún estudio que demuestre que efectivamente no hay ningún tipo de transferencia.

    Atendiendo solo a lo escrito en este artículo, lo único que se puede afirmar es que los estudios realizados hasta ahora contienen fallos en su ejecución.

    Si realmente hay un estudio cuyas conclusiones demuestren que las actividades de entretenimiento mental no derivan en una transferencia, sería de agradecer se citase en el artículo antes de lanzar tan contundentes (tal vez algo sensacionalistas) titulares.

    Un saludo.

      • Avatar de j

        No se equivoque, no estoy diciendo en absoluto que esta hipótesis sea correcta en absoluto. Pero esto no quiere decir que se pueda dar por confirmada su falsabilidad.

        He leido su artículo y le contestaré con una pequeña cita de Karl Popper :

        «[…] no exigiré que un sistema científico pueda ser seleccionado, de una vez para siempre, en un sentido positivo, pero sí que sea susceptible de selección en un sentido negativo por medio de contrastes o pruebas empíricas, ha de ser posible refutar por la experiencia un sistema científico empírico.»

        En este caso, ¿es la hipótesis falseable por un sistema científico empírico? Desde luego que si. Atendiendo por tanto a esta definición, no se puede afirmar que la hipótesis sea falsa. Se puede afirmar que no se ha demostrado.

          • Avatar de j

            Tiene razón, me equivocado al escribir falsabilidad en vez de falsedad. En cualquier caso, no tengo claro que pretende al criticar como esta redactado el comentario en vez de atender a los argumentos que le estoy dando para decirle que se está equivocado al decir que, en ciencia, si algo no se ha demostrado, es falso. Si lo único que me va a dar es su palabra de que esto es así, no hace falta que continue diciendo lo mismo, lo entendí perfectamente en la primera ocasión, no lo está explicando mejor y no me ha dado argumentos que sustenten lo que dice.

            Con la cita de Popper le quería recordar la falsabilidad, ya que los ejemplos que me esta dando se quedarían en pseudociencia. Como nota adicional, al leer un artículo cientifico de cualquier revista medianamente reconocida cualquiera se dará cuenta al instante de que la comunidad cientifica en general tiene mucho cuidado a la hora de confirmar o negar una teoría de forma tan categoríca. Hacerlo en un titular dando por sentado que se ha demostrado falsa la hipotesis, es sensacionalista.

          • Avatar de J

            Creo que no has seguido mi linea de razonamiento, porque yo no he dicho en ningún momento que una hipótesis sea cierta por defecto. Lo único que le digo es que una hipótesis no es falsa por defecto.

            El motivo es sencillo, nunca voy a poder confirmar que una teoría es correcta, siempre queda un grado de incertidumbre, sin embargo, sí se puede demostrar que una teoría es falsa.

            En este caso particular, con ese titular parece estar diciendo que la teoría se ha demostrado falsa, y esto no es cierto, por eso le digo que es sensacionalista.

            O, si lo prefiere, Hipótesis: “La meditación ramakrishna cura el cáncer de hígado”; como “no es falsa” porque nadie ha demostrado que lo sea (según su línea de razonamiento) dejemos la quimioterapia

            Siguiendo mi razonamiento, lo que te digo es que esa teoría no se ha demostrado y no hay ningún indicio de que sea correcta. ¿Dejarías la quimioterapia si alguien te dice esto?

            Y volviendo a lo mismo, en este caso la noticia es que se han encontrado defectos en las investigaciones realizadas en todos y que por tanto sigue sin haber indicios de que los juegos de entrenamiento mental puedan mejorar nuestra memoria o inteligencia.

            Como bien dice, es una cuestión de razonar nimiamente que información se esta publicando.

  • Avatar de Pablo

    «No hay evidencia de una causalidad» no es lo mismo que «hay evidencia de que no hay causalidad». Que los estudios hechos sobre el tema del entrenamiento mental sean metodologicamente malos nos deja sin evidencia ni a favor ni en contra.

      • Avatar de Pluscuam

        No te molestes, Cesar. Es como hablar con una pared. Están en la fase de negación. Han debido de pasar mucho tiempo jugando a estos juegos creyendo que se hacían más inteligentes y ahora se aferran a esa creencia a pesar de que todo era mentira. Ahora nos dirán que Dios existe sólo porque nadie ha podido demostrar, hasta ahora, que no lo hace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *