Las religiones condicionan los valores culturales

#con_ciencia

religiones
Foto: Nicole Geri on Unsplash

Han estudiado la influencia de la nacionalidad y las creencias religiosas en la semejanza o diferencia entre los valores culturales de la gente. Lo han hecho a partir de las respuestas dadas en la Encuesta Mundial de Valores por 243,118 personas de 88 países, entre 2005 y 2019. El estudio ha arrojado resultados interesantes pero, antes de glosarlos, conviene advertir de que, aunque las distancias entre los miembros de diferentes religiones son mayores si se incluyen en el análisis valores religiosos o relacionados directamente con ellos, no desaparecen cuando solo se consideran los valores culturales no relacionados con la moral o creencias religiosas.

La distancia cultural entre los cristianos y los seguidores de las otras religiones del Libro o abrahámicas –musulmanes y judíos–, son menores que la que mantienen con hindúes, taoístas, creyentes de religiones ancestrales, y espiritualistas y paganos. Por otro lado, los valores culturales de los cristianos de diferentes tradiciones se asemejan bastante entre sí, sobre todo los de católicos y protestantes; los ortodoxos están algo más alejados. Los budistas, por su parte, tienden a parecerse más a los seguidores de tradiciones orientales –taoístas y religiones nativas– e hinduistas, aunque no difieren tanto de los cristianos como cabría suponer. Es reseñable también que, consideradas en conjunto, las llamadas Cinco Grandes Religiones –cristianismo, islam, judaísmo, hinduismo y budismo– se asemejen bastante en sus valores culturales y estén, en conjunto, más alejadas de las religiones ancestrales y de las paganas y espiritualistas. Al fin y al cabo, las Cinco Grandes tienen algo en común: han configurado sistemas de cooperación a gran escala mediante mecanismos tales como rituales, devociones, parentescos ficticios y sistemas de castigo y recompensa –a cargo de Dios, para las religiones del Libro, y del Karma en el hinduismo y budismo–.

En un mismo país, los fieles de una tradición religiosa se parecen más a los de su misma tradición que a los de otras. Y aunque la nacionalidad es el factor que en mayor medida condiciona los valores culturales, la distancia entre los de personas de diferentes países es menor para quienes comparten una misma fe. En otras palabras, la pertenencia a la misma religión contribuye a reducir la distancia cultural entre países. Por otro lado, incluso en países con conflictos de base religiosa, las diferencias culturales entre los fieles de diferentes credos son menores que las que tienen con correligionarios de otra nacionalidad. Este hallazgo sugiere que esos conflictos no tienen, en realidad, fundamento religioso, sino identitario. La adscripción religiosa operaría en este caso como elemento de identidad.

Cuando se comparan correligionarios de diferentes credos, se observa que la mayor semejanza entre los de distinta nacionalidad se produce en los católicos, una religión con una larga historia de gran influencia de una autoridad –el Papa– sobre los fieles. Esto también se observa en los ortodoxos, aunque en menor medida. Los correligionarios menos parecidos pertenecen a religiones mucho más fragmentadas desde el punto de vista doctrinal. Por último, las personas muy religiosas tienden a compartir valores culturales, incluso aunque pertenezcan a diferentes credos. Lo mismo ocurre con las poco religiosas. De hecho, dentro de un mismo país y credo, hay diferencias entre las personas más y menos religiosas. Así pues, el grado de compromiso con la religión es un condicionante en sí mismo de los valores culturales.

El sistema de creencias, las normas y el código moral propio de las religiones hacen de estas factores culturales muy poderosos. Gran parte de las diferencias culturales y sociales entre los grupos humanos tienen su origen, por ello, en las creencias religiosas.

Fuente: White, C. J. M., Muthukrishna, M., Norenzayan, A. (2021): Cultural similarity among coreligionists within and between countries. PNAS 118 (37) e2109650118

Para saber más:

Nacionalismo, ideología y religión
Ciencia, arte, religión


Sobre el autor: Juan Ignacio Pérez (@Uhandrea) es catedrático de Fisiología y coordinador de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.