Trucos, juicios y fraudes por un tesoro submarino

El tesoro de la fragata Nuestra Sra. de las Mercedes

Presentación de Odissey del tesoro de la fragata Nuestra Sra. de las Mercedes

La imagen superior pertenece a la presentación en sociedad del tesoro de la Fragata Nuestra Sra. de las Mercedes por parte de la célebre empresa de rescates submarinos “Odyssey Marine Exploration”. Antes de continuar no teman dedicar un par de minutos a observar cuidadosamente la fotografía, fíjense en todos los detalles e intenten mirarla con ojos de “publicista”.

En la nota de prensa, difundida entre los medios de comunicación en 2007, Odyssey anunciaba que el tesoro rescatado de las aguas del Atlántico ascendía a más de 500 millones de dólares. A simple vista diríamos que estamos ante un tesoro espléndido guardado en una nave industrial llena de palés con cajas y cajas repletas de monedas de plata y oro.

Pero… ¿qué tenemos realmente aquí?

Según el Dr. Xavier Nieto, director de ARQVA, observador independiente designado por la UNESCO para numerosas acciones de Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, la imagen es una cuidada acción de marketing y propaganda que esconde demasiadas trampas visuales.

  • En el centro de la fotografía difundida por Odyssey, un señor sosteniendo una moneda en la mano: Es mía, la hemos recuperado nosotros.
  • Una señorita junto a él vestida con una bata y unos guantes verdes similares a los de un cirujano: Somos profesionales.
  • Una caja en primer plano llena hasta los topes de monedas de plata, brillantes y argénteas. Si alguien les preguntara qué contienen las otras 550 cajas que se muestran en la foto, es fácil responder: pues lo mismo… cajas repletas de monedas.

Cuando los arqueólogos tuvieron acceso a estas fotos fueron corriendo a sus ordenadores para intentar comprobar de qué monedas se trataban, y aquí llegó el primer chasco: la efigie de las monedas de la caja en primer plano habían sido difuminadas mediante edición fotográfica para que no se pudieran identificar.

Pero no todo es perfecto, Odissey cometió errores…

La caja que aparece abierta y con monedas hasta arriba se etiquetó y pesó tal y como se muestra en la imagen: 18 kilos. No sé si ustedes han tenido en sus manos una caja de ese tamaño repleta de un metal como la plata pero con que hayan viajado un par de veces con Ryanair imaginarán que algo no cuadra. Un volumen como el de la imagen, repleto hasta arriba de plata, debería sobrepasar ampliamente los 100 kilos… Otro truco de prestidigitador para aumentar a bombo y platillo la repercusión y el supuesto valor del tesoro recuperado.

Después del juicio que el Estado español ganó a la empresa de cazatesoros Odyssey, y una vez que las monedas llegaron a nuestro país, el propio Xavier Nieto fue el encargado de hacer inventario de todo lo recuperado del fondo del mar. Lo que encontraron no les pilló por sorpresa puesto que ya imaginaban algo parecido: Aquellas 550 cajas de oro y plata de la fragata española estaban vacías en sus dos terceras partes, y solo había unos diez centímetros de monedas.

Además las monedas presentaban un aspecto muy diferente a las brillantes monedas que aparecían en la fotografía. El paso del tiempo, la misma explosión de la Fragata cuando se hundió y la normal oxidación a la que han estado expuestas en el fondo del mar hacen que la gran mayoría de las monedas presenten un aspecto muy distinto a cómo quería dar entender Odyssey.

Monedas procedentes de la Fragata (imagen Lola H. Robles. Ministerio de Educación)

Monedas procedentes de la Fragata (imagen Lola H. Robles. Ministerio de Educación)

En total, y después de un minucioso recuento los expertos españoles confirmaron que el tesoro extraído de la fragata consistía en: 574.341 Reales de a ocho de plata, y 212 doblones de oro.

Bien, pero ¿qué valor tiene eso? Nos encontramos ante unas monedas de uso muy frecuente en aquella época y en la actualidad es fácil adquirir uno de estos Reales de a ocho de plata. Yo mismo, intrigado por su valor y acostumbrado a comprar en Ebay, busqué en la plataforma de compra y venta digital y encontré muchas ofertas de estas monedas. En este mismo enlace puedes comprar 8 reales de a ocho por un “asequible” precio de 130€, lo cual nos da un precio por moneda inferior a 20€. (16.25€). Por supuesto el valor de cada moneda, al igual que ocurre con otras tantas antigüedades depende de su estado de conservación, de sus rayaduras, de si está completa…

Los arqueólogos responsables del inventario fueron mucho más benignos que yo y estimaron un precio por cada moneda de unos 40 dólares (37.58€ al cambio). Con una simple multiplicación encontramos que las monedas de plata del tesoro de la fragata suman un total de 22.973.640 dólares. Los 212 doblones de oro tienen un precio de mercado mayor, y también tirando por alto, se estimaron en 1760 dólares cada uno, con lo cual darían una suma de 373.120 dólares.

Todo sumado (monedas de plata y doblones de oro) da un buen pellizco: 23.346.760 dólares… Más de 23 millones de dólares, está muy bien, no me malinterpreten pero… ¿Dónde queda la cifra que Odyssey anunció de 500 millones de dólares?

Monedas procedentes del cargamento de la fragata Ntra. Sra. de las Mercedes

Monedas procedentes del cargamento de la fragata Ntra. Sra. de las Mercedes

Es más, observen ahora las dos fotografías con monedas procedentes del pecio y comparen con la caja descubierta que mostraba Odyssey en su imagen de marketing… Tanto los Reales de a ocho como los Doblones de oro, en su estado actual, necesitan una fuerte inversión económica para su restauración y para que realmente adquieran ese valor de 40 dólares asignado por los expertos.

No queda aquí la cosa puesto que, como cualquier aficionado a la Historia recordará, la Fragata española sufrió la explosión de su Santa Bárbara y muchas de las monedas expoliadas por Odissey están rotas, partidas y muchas son irrecuperables como inversión de venta. Los responsables españoles afirman que, sin contar las monedas que no tienen valor numismático ni se pueden vender, quitando los gastos de reparación y restauración de las que queden, el valor total del cargamento de la fragata de Ntra. Sra. de las Mercedes no supera los 10 millones de dólares.

¿Les parece poco? Seguimos…

Barco de Odissey

Barco de Odissey

A todo esta realidad hay que añadir que el trabajo de Odyssey se extendió durante varios años y que su moderna tecnología (incluyendo barcos y robots submarinos) cuesta dinero mantener, personal y nóminas que pagar… En opinión del propio Xavier Nieto lo más probable es que Odyssey hubiera perdido dinero con esta operación de rescate.

Cierto es que lo perdieron todo. La última sentencia del Tribunal de Apelaciones de Atlanta (Georgia) ratificando las sentencias anteriores obligó a la empresa de cazatesoros a devolver todo el cargamento recuperado a las autoridades españoles. Pero aunque no hubieran perdido el juicio (con la de costas jurídicas y gastos en abogados que conlleva) y hubieran podido quedarse con todo el tesoro: Odyssey no solo no ganaría 500 millones de dolares, la realidad es que seguiría perdiendo dinero.

¿Dónde está el truco? ¿Qué oculta la empresa estadounidense de recuperación submarina?

En marzo de 2007 los dirigentes de Odissey y un buen número de inversores de su círculo próximo hicieron una gran adquisición de acciones de su propia compañía. La empresa Odyssey, como otras de este tipo, cotizan en el mercado de valores NASDAQ.

El 18 de mayo de 2007 tiene lugar el grandilocuente anuncio de que han encontrado un magnífico tesoro valorado en 500 millones de dólares, lo que hizo que en los días posteriores su cotización se disparase, y sumando un alza en sus acciones de 370 millones de dólares…

Cotización en NASDAQ de Odissey

Cotización en NASDAQ de Odissey

Parece lógico, pensarían muchos inversores: Esta empresa ha encontrado un gran tesoro valorado en 500 millones de dólares, es el momento de comprar acciones. ¿Qué hicieron los propietarios de Odyssey antes de que toda la realidad salió a la luz? Como podéis imaginar… ya habían vendido gran parte de las acciones que habían adquirido con anterioridad.

Pero no acaban aquí los trucos y subterfugios de la célebre empresa cazatesoros…

En octubre de 2012 el periódico británico The Times destapaba una red frudulenta de personalidades que utilizaban las inversiones en estas empresas de cazatesoros para defraudar a Hacienda.

El fraude destapado por The Times (octubre 2012)

El fraude destapado por The Times (octubre 2012)

Resumiendo mucho, la trama consistía en lo siguiente: Investigaciones anteriores habían revelado que numerosos magnates y personalidades adineradas tanto de Gran Bretaña como de Estados Unidos (Bear Grylls, Stephen Pankhurst o David Harding entre otros) habían invertido grandes sumas de dinero en acciones de la compañía Odyssey y de otras similares. Empresas que sistemáticamente tenían pérdidas. Pero hete aquí que la legislación de estos países permitía desgravarse lo invertido en operaciones “culturales” y Odyssey entraba dentro de esa denominación. Por tanto, docenas de accionistas perdían constantemente dinero en estas inversiones que luego podían desgravar y normalizar tranquilamente.

Al primer fraude a los accionistas realizado en 2007 se sumaba así una trama de defraudación fiscal a la Hacienda Pública de diversos países que ascendía a varios millones de libras esterlinas y que aún se sigue investigando.

Este post ha sido realizado por Javier Peláez (@irreductible) y es una colaboración de Naukas con la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Más información y referencias:

Ponencia que el Dr. Xavier Nieto realizó en la Fundación Juan March en el ciclo de conferencias “La búsqueda de los confines” y que llevó por título “Expediciones arqueológicas en el fondo marino”.

Carmen Marcos Alonso y Paula Grañeda Miñón “Las monedas de la Fragata Nuestra Sra. de las Mercedes” Web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

The Times: Celebrities saved millions using tax breaks from shipwreck salvage (octubre 2012)

3 Comentarios

Deja un comentario

Trucos, juicios y fraudes por un tesoro submarino

[…] Trucos, juicios y fraudes por un tesoro submarino […]

bicbic

Gracias por la información.

Emilio AcostaEmilio Acosta

Excelente artículo! Realmente es increíble lo que puede valer un tesoro submanrino, y obviamente es propenso al fraude por la mala declaración. Muy interesante, gracias por aportar.
Saludos
Emilio Acosta

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>