El camino hacia la neoeugenesia

Fue Francis Galton, un polímata británico emparentado con Charles Darwin, quien creó el término “eugenesia” en 1883 basándose en la combinación de raíces griegas que componían “bueno al nacer” o, si se prefiere, “noble por herencia”. El término expresaba su idea de mejorar la especie humana biológicamente manipulando su “esencia hereditaria”; esto, según él, se conseguiría deshaciéndose de los “indeseables” y multiplicando los “deseables”.

Eugenics_congress_logo

La eugenesia es la auto-dirección de la evolución humana.

La eugenesia se hizo popular tras el redescubrimiento en 1900 de la teoría de Mendel según la cual la composición de los organismos está determinada por ciertos “factores”, más tarde identificados con los genes. Los movimientos eugenésicos florecieron en los Estados Unidos, Canadá, reino Unido, Alemania, Escandinavia, en distintos focos de Europa y partes de Iberoamérica y Asia.

Los partidarios de la eugenesia insistían en que los genes hacían que las personas fuesen proclives a la pobreza, la criminalidad, el alcoholismo y la prostitución, y que las personas portadores de genes dañinos socialmente estaban proliferando a un ritmo amenazante. Los eugenistas a ambos lados del Atlántico abogaban por un programa que se desarrollaba en dos frentes con objeto de aumentar la frecuencia de los genes “buenos” en la población y disminuir los “malos”: por una parte estaba la eugenesia “positiva”, favorecedora del nacimiento de personas “superiores”, por otra la “negativa”, que eliminaba o excluía biológicamente a las personas “inferiores” de la población.

Personas de mucho peso apoyaban la eugenesia positiva. El presidente de los Estados Unidos Theodore Roosevelt, preocupado por la disminución del número de nacimientos por mujer entre las de su clase, las animaba a tener más por el “bien de la raza”. George Bernard Shaw afirmó que, con objeto de producir más niños superiores, la sociedad debería permitir a mujeres “capaces” concebir niños de varones “capaces” a los que no volverían a ver. Shaw también fue muy elocuente en lo que respecta a la eugenesia negativa, como muestra este vídeo.

Fechas de promulgación de las leyes de esterilización en distintos estados de EE.UU.

Fechas de promulgación de las leyes de esterilización en distintos estados de EE.UU.

La eugenesia negativa se extendió en el periodo entre las guerras mundiales mediante las llamadas “leyes de esterilización”. Así, la mitad de los estados de los Estados Unidos promulgaron este tipo de legislación, aunque sólo unos pocos, especialmente California, hicieron que se cumpliese. Medidas similares se tomaron en las provincias canadienses de Columbia Británica y Alberta, en Suecia y en Alemania. Las tasas de esterilización se dispararon con la llegada de la Gran depresión de 1929. La esterilización tenía un amplio apoyo que se justificaba porque prometía reducir el coste de las ayudas e instituciones sociales para los pobres. En Alemania, tras la aprobación de la ley en 1934, los nazis esterilizaron alrededor de 225.000 personas en los tres años siguientes, diez veces más que los Estados Unidos en los treinta años anteriores.

eugenesia nacionalsocialismo propaganda

Curiosamente, se hizo poco para implantar medidas de eugenesia positiva excepto en Alemania, donde, por ejemplo, se daban préstamos en condiciones excelentes a parejas “biológicamente sanas” cuya fecundidad fuese una contribución al Volk alemán. Para alentar el nacimiento de una élite aria, Heinrich Himmler animaba a los miembros de la S.S. a tener cuantos más hijos mejor con mujeres racialmente aptas. En 1936 creó Lebensborn, una asociación que mantenía maternidades para mujeres racialmente aptas, casadas y no casadas, tanto en Alemania como en las zonas ocupadas con presencia de grupos de población arios, especialmente en Noruega. En estos centros las mujeres y los niños recibían la mejor atención médica posible y los niños las mejores atenciones; en caso de necesidad los niños se daban en adopción a parejas “racialmente aptas”.

Lebensborn en la alemania nazi. La bandera es la de la Schutzstaffel (SS).

Lebensborn en la alemania nazi. La bandera que ondea es la de la Schutzstaffel (SS).

Durante los primeros años de Hitler en el poder las políticas eugenésicas y raciales estaban organizadas independientemente, pero empezaron a mezclarse con la promulgación de las Leyes de Núremberg en 1935. En 1939 el Tercer Reich pasó de la esterilización a la eutanasia de enfermos mentales de los asilos alemanes. Todos los judíos pasaron a ser considerados no aptos, una “raza inferior” y destinados a ser eliminados en “la solución final” (la última fase de esta solución hace premonitorio del vídeo de Shaw enlazado arriba).

Paradójicamente, también fue a principios de los años treinta cuando comenzaron a aparecer las mayores críticas a la eugenesia, críticas que tenían bien una base científica bien puramente moral. Los científicos aportaban pruebas de que la mayoría de los comportamientos humanos, incluidos los “dañinos”, tienen su origen en el entorno tanto o más que en la herencia biológica, asumiendo que esta tuviese algún papel. Por otra parte los defensores de los derechos civiles o los católicos no aceptaban la segregación por clase o raza y se opusieron vehementemente a los programas de esterilización. Tras la Segunda Guerra Mundial, con el descubrimiento por el mundo del Holocausto, la palabra eugenesia pasó a ser una palabra sucia, maldita.

El desarrollo de la genética molecular desde los años cincuenta ha llevado a algunos biólogos a proponer una nueva eugenesia, libre de discriminación por raza o clase, con el objeto de hacer desparecer las enfermedades genéticas, lo que provocaría la aparición de un ser humano mejorado en una primera fase y, usando técnicas de ingeniería genética y, si ello es posible, de un ser humano plus (para no decir “superior”), después.

Tras la polémica suscitada por sus olicitud de patente para determinar genéticamente el mejor donante compatible con un cliente para obtener unos rasgos determinados, 23andme tuvo que rinventarse comercialmente, ahora sólo aporta ayuda para construir el árbol genealógico. determinados

Tras la polémica suscitada por su solicitud de patente para un método que permitía determinar genéticamente el mejor donante compatible con un cliente para obtener unos rasgos determinados en un hijo, 23andme tuvo que reinventarse comercialmente: ahora sólo aporta ayuda para construir el árbol genealógico. Oficialmente, claro. Porque buceando la web encontramos una frase resaltada en azul: aquí.

Está por ver que un programa eugenésico como este alguna vez sea algo institucionalizado, pero no sería realista negar que, a día de hoy, futuros padres con medios económicos más que suficientes están usando los conocimientos actuales para practicar eugenesia privada. El que esto pueda llevar a distopías varias es una posibilidad a considerar, y quizás no sólo por escritores de ciencia ficción.

Este post ha sido realizado por César Tomé López (@EDocet) y es una colaboración de Naukas con la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

21 Comentarios

Deja un comentario

JorgeJorge

¿Es ético? No creo que haya una respuesta unitaria, iría en función de las intenciones de los padres que practicaran lo que aquí se comenta. Por cierto, creo que “posibilidad a considerar” es un barbarismo. Concretamente un galicismo.

César ToméCésar Tomé

La perífrasis castellana alternativa no me gusta por ineficiente. Y otro galicismo más no le ha de hacer daño a la lengua.

AntonioAntonio

Como cualquier otra técnica, no creo que la eugenesia sea mala de por sí sino que dependerá de cómo se use.

JosebaJoseba

Hola, César.

El filósofo normando Michel Onfray (al que conoces, si no me equivoco) en su libro ‘La fuerza de existir’, plantea “una eugenesia de la evasión”, que tiene algo que ver con el penúltimo párrafo de tu artículo. Lo explico brevemente:

Onfray plantea una “bioética prometéica”, en la que se retoma el proyecto cartesiano de “dominar” la naturaleza (que es lo que intenta la medicina, en buena parte). Según él, “la eugenesia se define como una técnica que permite producir una desdencencia (genesia) en las mejores (eu) condiciones para el individuo (salud privada) o la colectividad (salud pública)”. Distingue ciertos usos de los que reniega y califica como “indefendibles”, como el liberal (de lógica empresarial), el racial, el católico, consumista (relacionado con el anuncio que muestras en el artículo) etc. Pero propone o defiende una “eugenesia libertaria” cuyo objetivo es el siguiente: “aumentar las posibilidades de la felicidad en el mundo, partiendo del principio de que la enfermedad, el sufrimiento, la minusvalía, el dolor físico o psíquico, merman la alegría de la potencialidad existencial. Así pues: disminuir las posibilidades de la presencia del dolor en el mundo”.

En mi opinión, es un tipo de eugenesia de sentido común, que promulga la salud frente a la enfermedad, en términos “objetivos”, “médicos”, “científicos”, lejos de esos modelos detestables y potencialmente distópicos que históricamente se han planteado. Concuerdo con Onfray cuando dice que el que prefiera la enfermedad, la minusvalía, la debilidad, la deformidad o el que niegue dichas categorías, le ” parece un criminal ontológico debido a su rechazo a actuar cuando existen posibilidades transgenéticas de evitarlas”. Ésta eugenesia libertaria, digamos, opta por actuar en pos de la sauld frente a la enfermedad, con vistas a la ataraxia (en la medida de lo posible) de la que hablaban algunos filósofos griegos.

¿Cómo ves esta postura?

Disculpa la extensión…

Salud.

César ToméCésar Tomé

Para mi la posición de Onfray es indiscernible del movimiento eugenésico original como concepto. Lo único que hace es presentarla dentro del marco de su hedonismo marca de la casa.

El camino hacia la neoeugenesia | Biología | Experientia docet

[…] Continúa leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica […]

El camino hacia la neoeugenesia

[…] El camino hacia la neoeugenesia […]

OscarOscar

Hace unos cinco años escuche en un noticiero sobre un nuevo y prometedor método con el que se aseguraba tener hijos sanos, en un principio me llamó mucho la atención, pero al final me decepcionó bastante. Este consistía en llevar acabo una fecundación invitro, tomar una de las células del embrión para su análisis, verificar que no tuviese alguna enfermedad genética e implantarlo en la matriz de la madre. Lo que nunca mencionaron es lo que se hacia con los embriones que no pasaban las pruebas, y que solo puedo imaginar que serian desechados, algo que a los antiabortista de seguro no les agradará. Desconozco que ha sido de este método desde entonces, pero según se ve la eugenesia negativa sigue promocionando hoy en día en el mudo occidental aprovechando los estatus legales y las controversias sociales.

Hitos en la red #24 | Naukas

[…] Trabajos como el anterior se realizan gracias a que las técnicas de análisis de ADN se han convertido en una commodity. Razón por la cual también se plantean otras cuestiones, como en El camino hacia la neoeugenesia. […]

J.DiazJ.Diaz

Me parece que la eugenesia social es plenamente actual.

¿Que es sino lo que hace giligüert al manifestar que solo los “mas aptos” deben tener acceso a la educacion?

Sobre todo cuando los “mas aptos” no se definen por capacida, inclinacion, genetica o voluntad, ni por discutibles planteamiento empirico cientificos, sino simplemente por el origen economico y de “casta social” al que pertenezcan los “candidatos”.

¿Que es sino eugenesia eliminar las ayudas que los “Lisiados”, “tuyidos”, “enfermos” necesitamos para sobrevivir y avocanos al exterminio?
Tuyido rico vives, tuyido pobre mueres.

Al menos, su mentores nacis exterminaban a los “no aptos” de forma rapida con las camaras de gas o un simple tiro en la nuca.

¿Que es sino eugenesia el retirar la medicacion y los tratamientos a aquellos enfermos que no pueden pagarlos?

¿Que es sino eugenesia el reducir los recursos a los jubilados hasta hacer imposible su supervivencia?

¿Que es sino eugenesia el convertir los asilos para indigentes en meros centros de extermino?

¿Que es sino eugenesia quitarle la comida a los crios porque los comedores sociales y escolares hacen “pobre” y dan mala imagen para el turismo?
Que s emueran crios no importa, asi se reducen la plazas escolares publicas en beneficio de la privadas para los más aptos.

¿Que es sino eugenesia hace un censo de indigentes para “expulsarlos del pueblo” que dan mala imagen de cara a los visitantes?

Era menos cinica la ley de vagos y maleantes. Y si protestamos se habla de terrorismo anarquista antisistema y de la peligrosa proliferacion de posturas antidemocraticas a traves de las redes. Persiguiendo delitos de opinion.
El TOP, la brigada politico social y la policia del pensamiento “unico” ¿acaso no es eugenesia?

Disfrazar todo ello de “necesarios ajustes ecomonicos y politicos” que logran que los mas debiles y pobres no tenga ni educacion, ni futuro, ni recursos. Es eugenesia y sociedad de castas mas parecida a los que Husley proponia en un mundo feliz.

¿Cual es la diferencia entre los eseese y los policias “democraticos” cuando hechan a la calle a un crio de 20 dias, porque el banco no quiere ocupas? ¡El banco!
Que si los ocupas son problematicos y delincuates, pero el dueño es un particular, los derechos son cuidadosamente respetados.

Que diferencia hay cuando se les recrimina su indiferencia ante la tragedia y que manifientes que no es asunto suyo donde duerman esa boche, que solo “obedecen ordenes”, y como toda respuesta se lian a ostias y detienen gente, por desacato a la autoridad.
¿Que diferencia hay? ¿el uniforme?
No se si es casualidad que ese uniforme sea cada vez mas osucuro, ¿pronto sera negro como el de los eseese o pardo como los nacis?

El articulo es interesante como desglose historico, y supongo que el autor no se ha atrevido a meterse en jadines, pero siceramente, el obviar la eugenesia politica y social, disfrazada de… ¿de que? Que en al actualidad se ejerce masivamente desde los poderes, dejando a parte los matices sociologicos, me parece que es dejar incompleto el tema.

Atentamente.

J.Diaz(17 dias de vida)

TojeiroTojeiro

Esta demostrado que somo capaces de paliar e incluso erradicar enfermedades mediante métodos de vacunación organizadas (nos anticipamos con una terapia antes de que nos expongamos al patogeno activo), es necesario dar el siguiente paso y empezar a erradicar enfermedades de base genética anticipándonos a ellas. No es mejorar la “raza”, es erradicar aquello que esta roto, fuera de ser una característica funcional o una característica simplemente estética.
Es necesario crear en el sistema publico de sanidad los mecanismos necesarios para detectar los marcadores que determinan las enfermedades genéticas y poner a disposición a los ciudadanos la posibilidad de decidir tener descendencia libre de dicha carga, que después de todo portan ellos mismos.

El problema de la eugenesia es que muchos lo han tratado como una forma de mejorar la sociedad a nivel moral, cuando simplemente se trata de un ámbito de sanidad publica. Puede mejorar la sociedad en el sentido de eliminar en mas personas la desigualdad que supone nacer con una discapacidad, pues aunque algunas veces no se sepa en otras se conoce la discapacidad pero por inoperancia del sistema no se ofreciendo por defecto un estudio genético a aquellos que decidan ser padres o que acudan al sistema sanitario para hacer seguimiento de gestaciones) independientemente del rango social. No se puede esperar a que se descubra un problema genético en la familia, hay que buscarlos activamente en aquellas personas que decidan concebir a un nuevo ciudadano.

Tal vez si reducimos las desigualdades físicas podamos centrarnos mas y tomar conciencia de la importancia de las desigualdades sociales. En ese sentido si que podríamos llegar a una sociedad mejor, no porque nos hagamos mas listos o mas capaces, simplemente porque las cartas estarán mas claras y no podremos culpar a la herencia de cada uno de nuestros males como sociedad.

Lo siguiente es una apreciación propia, sin mas base que mi propio rumio, y es que según avanza la sanidad en terapias paliativas cada vez mas personas pueden seguir una vida normal si llegan a padecer algún trastorno con base genética por lo que aumenta sus posibilidades de transmitir sus genes a siguiente generación. Esto en principio es bueno, tremendamente satisfactorio a mi parecer, pero conlleva a un problema y es la eliminación de la selección natural (un éxito de la sociedad frente al duro medio que nos rodea). A largo plazo las patologías genéticas deberían estar mas extendidas. Conforme pasen mas generaciones, mas enfermedades podremos encontrar reunidas en una misma persona sin que ello afecte a su vida normal si se trata adecuadamente, pero a un alto coste sanitario a lo largo de toda su vida. En ese sentido ahorraríamos en gasto sanitario, que podríamos redirigir a paliar aquellas patologías que no podemos “evitar”.

CarmenCarmen

Tema peliagudo, desde luego. Lo cierto es que los métodos de diagnóstico de enfermedades genéticas pueden permitir a portadores de mutaciones letales (por ejemplo, la que causa la enfermedad de Huntington, con la que trabajo desde hace un tiempo) tener hijos sanos. Si bien esto puede considerarse una forma de eugenesia, sospecho que poca gente desearía trasmitir a sus hijos una mutación que les matará de manera inexorable al cabo de unas décadas.

Como apunte histórico, comentar que los movimientos eugénicos tal como se llevaron a cabo en el norte de Europa y Estados Unidos no tuvieron demasiado éxito en países católicos, ya que contradecían el mandato divino “creced y multiplicaos”. Pero eso no quiere decir que países católicos como España no adaptasen las ideas eugénicas para que casasen con la doctrina. La solución fue una especie de “eugenesia blanda”: los niños de los débiles mentales (incluyendo los de los comunistas) podrían ser “mejorados” si se les separaba de sus padres biológicos y eran criados por familias de “raza superior”.

Salud.
Carmen

No me gusta dejar mi nombre en elintetné que luego todo quedaNo me gusta dejar mi nombre en elintetné que luego todo queda

Temas éticos apartes, la eugenesia es un error que atenta contra las posibilidades de supervivencia de la especie.

Debo decir que evitar el sufrimiento que supone padecer graves enfermedades de nacimiento me parece bien. Pero no por el bien común si no por el del individuo que hubiera nacido.

Se fija un arbitrariamente un modelo de “lo bueno”. Muchas veces por motivos tan banales como la estética (color de pelo, ojos y piel) y se impne ese modelo como único aceptable eliminando individuos que se aparten del mismo. El resultado es la disminución de la variabilidad genética y la incapacidad de adpatación a condiciones cambiantes inesperadas.

Como ejemplo los tomates, que ya no saben a nada debido a que en los años cincuenta que por motivos comerciales con un modelo estético de color y ahora se descubre que el gen que regula la uniformidad del color, sin manchas, regula tambien el sabor.

En un remoto pasado la especie prehuma estuvo a punto de extinguirse. Según estudios de los paleontólos toda la humanidad actual procede de solo siete hembras. El resto de las hembras de la especie no pudieron adaptarse a los cambios en su ambiente.

Afortunadamente para nosotros, nadie se planteó entonces exterminar por motivos eugenésicos a estas siete hembras homínidas, bichos raros, diferentes, frikis, raras, que se apartaban de la normalidad genética.

Un gen que parece dar inmunidad frente al SIDA apareció quinientos años antes que la enfermedad, imposiible planificar la eugenesia de ese gen.

JavierJavier

¿Hasta qué punto no han sido también nuestros defectos, enfermedades y traumas los que también han construido nuestro ser, además de nuestras facetas positivas y éxitos?

Sólo por añadir elementos al debate y sin dejar de decir que a mí también se me eriza el vello pensando en las terribles enfermedades y en el horror que puede provocar la eugenesia… os dejo este vídeo con un final alternativo de la recomendable película Gattaca. youtube.com/watch?v=fm5KAQnFgHI

PaulaPaula

Gracias por el artículo, es necesario estar siempre alerta contra este tema.
Quiero apuntar algo en relación a esa supuesta “eugenesia libertaria” que busca la felicidad eliminando las minusvalías, entre otras “características” que según el autor nos impiden ser felices (¿Se referirá a la felicidad del “sueño americano”? Me siento aludida como persona con un diagnóstico psiquiátrico, entiendo que esta persona me desearía la inexistencia, en nombre de mi felicidad. Un momento, ¿de mi felicidad? Si yo no habría nacido…
La idea de que la “minusvalía” (horror a la palabrita tengo, en si misma es una invitación a la eugenesia) es sólo sufrimiento proviene de la perspectiva de quien no experimenta tal condición. Para las personas que sí la experimentamos, la vida tiene un abanico de posibilidades emotivas y de realización personal tan grande o más que la de las personas “normales”. El modelo de la “”minusvalía”” como “tragedia personal” es una idea paternalista, fóbica en relación a la vulnerabilidad intrínseca del ser humano, muestra la incapacidad imaginativa (y por tanto “adaptativa”) de quien solo sabe, puede y quiere ver desde fuera, desde una supuesta “superioridad vital” del sano, del entero, del equilibrado, del que nunca fue niño ni será viejo, ni enfermo, ni estará expuesto a la pobreza, los accidentes, la eugenesia libertaria, ja.

Las personas con cualquier “”minusvalía”” luchamos todos los días a brazo partido por vivir dignamente nuestras vidas, por hacer realidad nuestro propio concepto de “felicidad”, y luchamos también contra personas como usted, contra ideas como la suya, que no hacen sino transmitir aquella otra, tan eugenésica, de que hay vidas que valen más que otras. Siempre que se pretende mostrar la realidad en escalas comparativas, conviene mucho estar atentos a quién diseña la escala, y sobre todo, desde qué punto de vista la diseña.

La eugenesia nunca puede ser libertaria, nunca

eugenesia sí, por supuestoeugenesia sí, por supuesto

Humanos sobramos por doquier. Todos los medios encaminados a reducir su número deben ser bien recibidos desde una perspectiva ecológica que supere el dañino antropocentrismo que desde hace demasiados siglos venimos arrastrando.

the3rdmanthe3rdman

La enfermedad como una “prueba para nuestras almas” ¿no se ha quedado usted anclada unos siglos atrás?
¿sabe la cantidad de minusvalias genéticamente heredadas que no consisten en un diagnostico psiquiatrico si no en impedimentos físicos y estigmas visibles?¿sabe usted lo que es hacerse una prueba para una enfermedad heredada de la cual hay un 50% de posibilidades de que te mate?¿una experiencia enriquecedora por la que todo el mundo debería pasar?
Normalmente el que padece un mal así no se lo desea a otro, y menos que se perpetue a través de su descendencia.
La simplificaciones de brocha gorda con selecciones de color de ojos o pelo no dejan de ser una llamada absurda al pánico moral, en realidad aplicamos de forma efectiva regulaciones mas difíciles para evitar todo tipo de abusos, y en este caso reducir el uso de la técnica a la supresión de enfermedades es practicable.

Miguel BustiónMiguel Bustión

Hablando de la dichosa visión tragediosa de la discapacidad. +1 a lo que dice Echenique aquí:
eldiario.es/retrones/Discapacita…0596952.html

the3rdmanthe3rdman

Don Echenique despues de una equiparación burda entre personas feas, gordas o impedidas no tiene mas remedio que soltar escuétamente “la vida ya es complicada para complicarla mas” ante la cuestion del aborto ante malformaciones, y continua su tabla rasa equiparando las consecuencias de un aborto a las consecuencias de tener un hijo impedido, todo ello sostenido con el perogrullo proferido por el señor Gilbert: “para ser feliz no hay mas que ser feliz”.
Nada tiene que ver el que una persona impedida sea feliz para procurar el nacimiento de una persona sana con los medios de los que dispongamos.
Parece que buscar una espectro limitado de malformaciones en una ecografía o buscar un espectro mas amplio a nivel genético en una fase previa a la fecundación, es una cuestión que atañe a sistemas de creencias mas que a ciencia, y es que algunos lo entienden como la diferencia entre ser un pecador excomulgado a un racista incipiente.

Houellebecq y la eugenesia | La nodriza de las hadas y el rey carmesí

[…] Aquí hay un buen post sobre la historia de las ideas eugenesicas […]

AdriánAdrián

A priori el objetivo de la Eugenesia era aumentar los mejores elementos biológicos de un país (Inglaterra en su origen) y detener la propagación de los peores, para adoptar una selección artificial que produjera una mejora continua de la raza. Lo cual lógicamente es beneficioso para una determinada nación, raza o clase, ya que como dijo Darwin: Ningún ganadero es tan imbécil de dejar procrear a sus peores animales; De esta forma se extendió rápidamente por los círculos intelectuales y políticos, ante la creencia general de su tiempo en la degeneración o debilitamiento de la raza británica debido a los efectos del hacinamiento urbano y la revolución industrial, que ciertamente aumentaron las enfermedades.

La realidad de la desigualdad física y psicológica de los seres humanos (desde la inteligencia y el carácter, que quedan patentes en el aula de un Colegio e Instituto, o el grado desarrollado de civilización, a la salud de un deportista o de un oficinista) sería coherente que se beneficiase la propagación de los individuos más aptos, como mínimo.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>