La ciencia no es cosa de prisas

Frontera

La ciencia no es cosa de prisas

La pregunta del millón a todo científico tras conocer sus últimos avances o los resultados de su último trabajo no es otra que ‘¿Y esto para cuándo lo vamos a tener en el mercado?’. Por mi experiencia, me atrevería a decir que en un 99,9 % de los casos la respuesta será: ‘Aún faltan de 10 a 15 años’. Y es que la ciencia avanza lenta, sin prisa pero sin pausa porque para poder pasar al siguiente paso hay que cumplir con determinados protocolos que garantizan el éxito o fracaso final. De nada sirve acelerar un proceso si luego vamos a tener que volver al inicio por no haber esperado lo suficiente. Como nos decían nuestras madres cuando éramos pequeños y terminábamos los deberes rápido (pero mal) por bajar a jugar: ‘Cuánto mejor hubiera sido que dedicases cinco minutos a pensar antes, ahora te toca repetirlos y al final tardas el doble’. Y ese fallo en ciencia no sólo supone una pérdida de tiempo sino también de dinero, mucho dinero.

¿Y si ya sabemos cuál es la respuesta, por qué nos empeñamos en seguir preguntando? Bien, en líneas generales podría parecer una manía absurda de los periodistas por querer ponerle fecha a un invento o descubrimiento pero, sobre todo cuando de temas de salud se trata, poder informar de los plazos de los que estamos hablando es importantísimo para no generar falsas expectativas.

No hay que olvidar que ante un problema de salud hasta el más erudito puede terminar agarrándose a un clavo ardiendo y si se padece una enfermedad genética que se sabe transmisible a los hijos, ni os cuento. Por lo que afirmaciones tales como ‘la vacuna universal contra el cáncer está cada vez más cerca’, cuando se trata de un ensayo clínico en fase 1 probado en 10 pacientes de los que sólo tres han obtenido resultados positivos, parece aventurarse mucho.

Este tipo de noticias sólo llevan a la confusión y la desesperanza ya que si alguien solicita esa vacuna a su médico éste no podrá ofrecérsela y la situación degenerará en que el enfermo desconfíe de su médico o crea que no se está haciendo todo lo posible por tratarle.

En otros casos, ponerle fecha de ‘fin de obra’ a un trabajo puede perseguir otro objetivo muy lícito: conseguir financiación. Hace unos días, por ejemplo, saltaba a los medios la noticia de que Geoffrey Raisman y su equipo del Instituto de Neurología del Univesrity College de Londres han logrado que un paciente parapléjico vuelva a caminar después de haber recibido una puñalada que seccionó su médula espinal. Esta ya es una realidad, de hecho se dio la noticia con nombres y apellidos: el bombero de origen húngaro, Darek Fidyka. El responsable de la investigación aseguró en una entrevista al diario El Mundo que “en el mejor caso posible, podríamos hablar de cinco años” para que su técnica se pueda emplear en otros afectados por lesiones medulares. Para que esto sea posible Raisman asegura que necesitarán financiación algo a lo que seguramente le ayudará el hecho de tener unas perspectivas de resultado a corto plazo y haber lanzado la noticia a nivel internacional; pero de eso hablaremos otro día.

Sobre la autora: Maria José Moreno (@mariajo_moreno) es periodista

4 comentarios

  • Avatar de Ignacio Rubio Somoza

    Un aparte importante de las expectativas que generan titulares como el que comentas sobre la vacuna universal contra el cancer (cosa que en mi modesta opinion es imposible debido a que bajo la denominacion cancer se agrupan muchas dolencias con un denominador comun) es culpa de los periodistas que buscan vender dicha noticia. Yo no he oido nunca, ni leido un cientifico diciendo nada remotamente parecido a eso ni en una entrevista ni, por descontado, en un articulo cientifico.

  • Avatar de km-130

    Completamente de acuerdo. Y esto explica la esterilidad de los esfuerzos promovidos por políticas subvencionistas. ¿Cómo es posible que una administración espere que de un proyecto a dos años (que muchas veces parte de cero) salga algo comercializable? ¿Cómo es posible que una empresa o entidad lo proponga? ¿Cómo es posible que después de todo se subvencione? Se financia este ciclo: La administración pide lo imposible (rápido y barato)-le digo que lo voy a conseguir-no lo consigo (lógico, esto no era rápido ni barato)- escribo muchas memorias y hago muchos números y gasto la mayor parte de mitiempo haciendo memorias y me hago un verdadero experto en pedir dinero-la administración me sigue dando dinero y vuelta a empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *