Vacunas: El arte de salvar vidas    

Las vacunas han salvado y salvan cada día millones de vidas. Esto es un hecho incontestable, definitivo y que no debemos olvidar. Nuestra vida sin vacunas sería muchísimo peor y muchísimo más corta.

¿Cómo podemos concienciar a la sociedad sobre la importancia de las vacunas? ¿Con datos, estadísticas, investigaciones y gráficos? ¿Con artículos, posts, charlas? ¿Siendo conciliadores? ¿Siendo beligerantes? ¿Persuasivos o intimidatorios?

Y ¿por qué no lo intentamos a través del arte? ¿Por qué no unimos los esfuerzos de la expresión artística y la investigación científica en un proyecto que consiga hacer visible de una manera diferente la importancia vital de las vacunas?

Exactamente eso es The Art of Saving a Life, una maravillosa iniciativa, puesta en marcha y financiada por Bill y Melinda Gates, que, a través de diferentes expresiones artísticas, pretende mostrar de una manera distinta las vacunas y todo lo que les rodea.

The Art of Saving a Life recoge cortos, fotografías, música, relatos y piezas de diseño artístico realizadas por 30 artistas de todo el mundo (ninguno español) que muestran distintas perspectivas de las vacunas. Todos diferentes y todos interesantes.

En el apartado de vídeo encontramos, “Rupture. A war is won and lost”, un corto de animación con la historia de la viruela durante la guerra franco-prusiana. En 1870, Prusia vacunó a todos sus soldados de viruela, de los que sólo 459 murieron por la enfermedad. Los franceses sufrieron casi 24.000 bajas por viruela, debido a la falta de una campaña de vacunación. Lo más grave fue, sin embargo, que la población prusiana y alemana no fue vacunada y el transporte de los soldados franceses enfermos a través de su territorio provocó cinco años de pandemia de viruela en toda Europa, en la que murieron más de 500.000 personas y otras muchas quedaron mutiladas, ciegas o inválidas.

En el apartado de fotografía, la renombrada fotógrafa Annie Leibovitz decide poner cara a las vacunas. Retratar a algunos de los científicos más importantes que han trabajado o trabajan creando o perfeccionado vacunas. El doctor Stanley Plotkin desarrollador de la vacuna de la rubeola, Deborah Sabin, cuyo padre creó la vacuna oral contra la polio, Kim Lee y Stephen Hoffman, que trabajan en una vacuna para la malaria, o el doctor Maurice Hilleman, cuyo padre desarrolló o perfeccionó más de 30 vacunas que hoy en día se siguen usando en campañas de vacunación en todo el mundo.

V1

Otro grande de la fotografía, Sebastiao Salgado, en su proyecto “The end of the polio”, retrata distintos momentos de las campañas de vacunación contra la polio en India, Sudán o Somalia, países donde la polio continúa siendo una enfermedad letal que deja grandes secuelas.

V2

V3

¿Por qué no usar los gifs animados para contar la importancia de la cadena de frío para conservar las vacunas en países muy cálidos? Eso es lo que hace Cristoph Nieman con unos dibujos claros, sencillos y terriblemente eficaces para conocer otro aspecto del mundo de las vacunas.V4Jonas Salk, y su historia desde una barriada pobre del Bronx hasta convertirse en uno de los científicos más importantes, es la elección de Martha Rosler y Josh Neufeld para su trabajo, una infografía con citas de Salk titulada “Un regalo para la humanidad”, porque cuando en 1955 Salk desarrolló con éxito la vacuna de la polio dijo: “No hay patente. ¿Puedes patentar el Sol?”

V5

“Flowers”, de Vik Muniz, es uno de los trabajos más curiosos e impresionantes. Una fotografía, que en un primer momento parece una tela con un estampado de flores o un papel pintado se convierte al acercarnos en lo que realmente es:

“Un diseño microscópico de células hepáticas infectadas con un virus de la vacuna de la viruela. Tras la infección, el virus da a las células un color rojizo que permite a los científicos visualizar la infección”.

V6

Las vacunas nos protegen de enfermedades muy graves, en muchos casos mortales o que, en caso de sobrevivir, dejan terribles secuelas para toda la vida. En los países desarrollados vivimos de espaldas a esa realidad, la ignoramos. El trabajo de Mary Ellen Mark trata de recordarnos esta realidad con impactantes fotografías de personas que nacieron infectadas por la rubeola en la terrible epidemia de esta enfermedad que en los años 60 y 70 infectó a muchas mujeres embarazadas en la zona de Nueva York, provocando terribles secuelas en sus hijos. Ellos son esos hijos.

V7
V8

¿Pueden estos trabajos hacernos entender de otra manera la importancia de las vacunas? Estas aproximaciones artísticas, visuales, musicales o literarias, ¿ayudan a difundir el mensaje a favor de las campañas de vacunación? ¿Supondrán una mayor concienciación de la necesidad de extender las vacunas a toda la población para el año 2020?

Espero que sí ,y desde luego, es un ejemplo de colaboración entre ciencia y arte muy interesante, que espero sea copiado por otras muchas iniciativas.

Sobre la autora: Ana Ribera (Molinos) es historiadora y cuenta con más de 14 años de experiencia en el mundo de la televisión. Autora de los blogs: Cosas que (me) pasan y Pisando Charcos.

5 Comentarios

Deja un comentario

Vacinas | Departamento de Física e Química

[…] Nesta web podedes disfrutar de diversas manifestacións artísticas que pretenden remarcar a importancia das vacinas. […]

Lo Mejor de la Semana (7-13 de junio) | Hablando de Ciencia | Artículos

[…] Vacunas: El arte de salvar vidas, una anotación de Ana Ribera (Molinos) que no te puedes perder. […]

Hitos en la red #72 - Naukas

[…] sus hijos y que es algo seguro. Y para esto último, nada mejor que recurrir instinto, al arte: Vacunas: El arte de salvar vidas, por Ana […]

Vacunas: El arte de salvar vidas | NOTICIAS CIE...

[…] Las vacunas han salvado y salvan cada día millones de vidas. Esto es un hecho incontestable, definitivo y que no debemos olvidar. Nuestra vida sin vacunas sería muchísimo peor y muchísimo más corta. ¿Cómo podemos concienciar a la sociedad  […]

Claudi MansClaudi Mans

Nada de eso sirve, porque los padres que deciden no vacunar se consideran más informados que los demás y no les hacen mella estrategias que podrían servir para personas con menos (des) información. Lo único que les puede hacer cambiar es que su fuente de información de confianza cambie de manera de pensar, y eso no ocurre nunca.
Si se proponen medidas obligatorias, alegarán objeción de conciencia y tildarán a los organismos sanitarios de totalitarios.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>