Las cajas de Ward

Wardian_Case

Una caja de Ward es un embalaje de cristal, cerrado, para el transporte de plantas vivas, desarrollado inicialmente para aprovechar el gusto de la Inglaterra del XIX por el cultivo de plantas ornamentales muy delicadas (especialmente orquídeas) en ambientes hostiles (y el ambiente de las ciudades de la revolución industrial lo era, con el aire saturado de hollín y los gases de las fábricas haciendo que la lluvia fuese ácida). Los científicos y, todo hay que decirlo, los intereses geopolíticos y geoeconómicos del Imperio Británico, encontraron pronto una aplicación para las cajas de Ward.

Wardian_cases

La caja fue inventada por Nathaniel Bagshaw Ward, un cirujano de Whitechapel (Londres), además de un entusiasta botánico y microscopista aficionado y cofundador de la Sociedad Microscópica en 1839. Su invento se basaba en el principio de autosostenibilidad de los acuarios, en cuyo desarrollo también había participado. Se dio cuenta* de la capacidad de preservación que tenían las cajas casi herméticas donde las plantas vivas podían incluso florecer sin necesidad de ser regadas.

Thomas_Gosse_Transplanting_of_the_bread-fruit_trees_from_Otaheite_1796_UMKC

William Bligh supervisando el transporte del árbol del pan en 1792.

Los botánicos y los agentes comerciales llevaban desde finales del siglo XVI explorando el mundo en busca de nuevas plantas, pero sus hallazgos tenían que viajar necesariamente en forma de semillas o como rizomas o raíces secas, ya que el salitre, la falta o el exceso de luz y la falta de agua fresca, además de la falta de cuidados terminaban con todas, o casi todas, las plantas vivas en navegaciones largas. Efectivamente, la opción preferida para el transporte de plantas vivas eran los barriles de madera mantenidos en cubierta y, si bien la necesidad de transportar plantas había desarrollado un protocolo de actuación perfeccionado a lo largo de los siglos XVII y XVIII, la tasa de éxito era muy baja (uno de los casos que puede considerarse todo un éxito fue la expedición de la Bounty)

Por su parte, las nuevas cajas de Ward permitían que plantas jóvenes pudiesen colocarse en cubierta para beneficiarse de la luz solar, mientras que las paredes de cristal hacían que la humedad que se condensaba dentro de la propia caja las mantuviesen regadas pero a salvo de la sal marina. Ward había descubierto, básicamente, que las plantas pueden crear su propio ecosistema primitivo.

f201f3cc-85db-412b-b08e-62e286967683-A53291

Para su primer ensayo en navegación, Ward optó por el más difícil de los posibles: en julio de 1833 envió dos cajas especialmente construidas llenas de una variedad de hierbas y helechos británicos a Sidney (Australia), un viaje de varios meses. Las plantas llegaron en buenas condiciones y no se regaron ni una sola vez. Más interesante incluso fue el viaje de vuelta: lo hicieron varias especies endémicas de Australia que nunca antes habían sobrevivido a un viaje; llegaron en buen estado, habían soportado incluso una importante tormenta en el Cabo de Hornos (el canal de Suez no se abriría hasta 1869).

Ward llevó su idea a Loddiges, una empresa de viveros de plantas, que fueron los encargados de producir cajas según sus diseños y directrices y, posteriormente, de su comercialización. Ward presentó su hallazgo a la Sociedad para el Avance de la Ciencia en 1837 y recopiló sus datos y experimentos en un libro, On the Growth of Plants in Closely-Glazed Cases, publicado en 1842.

"HMS Erebus" y "HMS Terror" en Nueva Zelanda en 1841

“HMS Erebus” y “HMS Terror” en Nueva Zelanda en 1841

La expedición antártica de 1839-1843 de James Clark Ross, con el botánico Joseph Dalton Hooker a bordo del HMS Erebus, fue la primera equipada con cajas de Ward. Hooker hizo el primer envío de nuevas plantas desde Nueva Zelanda en 1841.

El invento de Ward transformó completamente el transporte de plantas exóticas. En 1840 se transportaron comercialmente bananos Cavendish** desde Chatsworth, donde las cultivaba William Cavendish, duque de Devonshire, a Samoa. Pero, probablemente, lo más espectacular realizado usando cajas de Ward haya sido el transporte o, mejor, contrabando, por parte de Robert Fortune de 20.000 plantas de té, cuya adquisición por europeos estaba prohibida en China, desde este país al virreinato británico de la India, iniciando de esta forma su cultivo en la región.

Notas:

*Hay quien dice que observando durante cuatro años la germinación de una semilla y posterior evolución de la planta en un bote de cristal cerrado, en el que había caído por casualidad.

** Sí, la misma variedad de los plátanos de Canarias

Sobre el autor: César Tomé López es divulgador científico y editor de Mapping Ignorance

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>