Wikipedia y Encyclopaedia Britannica: ciencia y política

Ciencia infusa

Wikipedia ya ha cumplido más de una docena de años y es, en 2013 y según los expertos, la sexta página web más popular entre los internautas de todo el planeta. Son unos 30000 escritores activos los que produjeron, en agosto de 2014, unos tres millones de entradas cada mes y mantienen y añaden temas a los casi cinco millones de artículos en la versión inglesa de Wikipedia. En español y en la actualidad, los textos son casi dos millones. Tantos escritores voluntarios mantienen a Wikipedia al día con rapidez e, incluso, han conseguido que se compare con sistemas de referencia tradicionales como, por ejemplo, la Encyclopaedia Britannica que, desde 2012, ya no publica en papel, 244 años después de la primera edición en 1768. En fin, ahora, con sus ediciones digitales, Wikipedia y la Encyclopaedia Britannica son comparables.

wikipedia

El propio sistema de funcionamiento de Wikipedia consigue que, con tiempo y la intervención de los voluntarios, sus textos se actualicen y mejoren sin cesar. Sin embargo, este funcionamiento tan libre implica que haya entradas que no alcancen un buen nivel, que sean subjetivas e, incluso, discutibles y polémicas. Y la diferencia más importantes, esencial diría yo, entre Wikipedia y la Encyclopaedia es que en esta escribe un experto en el tema y por invitación y en aquella escribe el que quiere y de manera voluntaria. En la Encyclopaedia solo revisa y corrige el editor y en Wikipedia, en cambio, corrige una multitud de escritores y revisores anónimos. Queda la duda de qué sistema es mejor, si es que tiene que ser uno mejor que el otro. En resumen, qué es mejor, el experto individual o la multitud de voluntarios anónimos. O sea, el individuo o la multitud.

Feng Zhu y Shane Greenstein, de las universidades de Harvard y Northwestern, han ideado un sistema ingenioso para medir el posible sesgo ideológico en los textos de ambos sistemas de referencia. Revisan las Actas de un año del Congreso de Estados Unidos e identifican las 500 frases más utilizadas por los demócratas (paro mínimo, uso eficiente de la energía,…) y las 500 que más usan los republicanos (seguridad en las fronteras, guerra al terrorismo, impuestos bajos,…) y las puntúan según su carga ideológica. Después los autores revisan 4000 entradas, las mismas, en la Encyclopaedia y en Wikipedia y cuantifican en ellas las veces que aparecen las frases “demócratas” y las frases “republicanas”.

En general y casi como era de esperar, Wikipedia está más ideologizada y más a la izquierda que la Encyclopaedia. El 73% de las entradas estudiadas contienen frases con sentido político frente al 34% de entradas que no las tienen. Son los textos sobre grandes corporaciones, gobierno, educación, inmigración o derechos civiles. Además, las entradas de Wikipedia tienen más tamaño que las de la Encyclopaedia y, si comparamos entradas de parecida longitud, el sesgo a la izquierda disminuye en Wikipedia. Es decir, el sesgo progresista puede ser, simplemente, más texto. También desaparece el sesgo cuantas más veces ha sido revisada la entrada por los correctores anónimos típicos de Wikipedia. A partir de las 2000 revisiones se nota claramente la tendencia a la neutralidad.

En conclusión, Wikipedia y la Encyclopaedia Britannica pueden seguir una al lado de la otra en nuestra estantería para obras de consulta y referencia. Siempre con las debidas precauciones en cuanto a la carga ideológica en Wikipedia.

britannica-large

Este trasfondo ideológico también existe en las entradas de Wikipedia que tienen que ver con la ciencia. Como ocurría en el trabajo de Zhu y Greenstein, ahora son Adam Wilson y Gene Likens, de las universidades de Buffalo y Connecticut, los que idean un método para demostrar lo que significa la carga ideológica en los textos de Wikipedia relacionados con la ciencia.

Buscan siete artículos en Wikipedia, todos relacionados con la ciencia aunque dos de ellos también provocan un encendido debato político e ideológico. Son los que tratan de la evolución y del calentamiento global. Los otros cinco textos explican temas científicos pero sin promover debates ideológicos o políticos. Explican el modelo estándar de la física, el heliocentrismo, la lluvia ácida, la deriva continental y la relatividad general.

Su hipótesis es que los temas científicos más ideologizados en la actualidad inducen a más visitas y más correcciones de los voluntarios de Wikipedia que los temas científicos que no tienen interés ideológico.

Wilson y Likens utilizan los datos que proporciona Wikipedia sobre el manejo de los textos por los editores voluntarios. Por ejemplo, el texto que menos se consulta es heliocentrismo con una media de 1026 entradas diarias, seguido del modelo estándar de la física con 1202 visitas. Por el contrario, las más visitadas son el calentamiento global, con 15549 visitas diarias de media, y la evolución, con 6260 visitas.

Como, según el funcionamiento de Wikipedia, se puede entrar en cada texto y corregirlo o cambiarlo, también podemos saber el número medio de palabras que se cambian cada día. Los que menos palabras cambian son el modelo estándar de la física, con 9.4 palabras de media que varían cada día, y la relatividad general, con 19.7 palabras al día. Y los que más, seguro que ya lo sospechan, la evolución, con 142.3 palabras al día, seguida del calentamiento global, con 110.9. Es curioso que la evolución tiene menos visitas pero más cambios en relación con la entrada referida al calentamiento global.

Es evidente que la ciencia sin polémica interesa menos, no por la propia ciencia sino más bien por la polémica. Si se cruzan ciencia e ideología hay muchos cambios y correcciones lo que es un posible prejuicio para la exactitud en esas entradas de Wikipedia. Además, y es algo que se detecta a menudo en Wikipedia, el riesgo de ser un sistema abierto es que atrae a la propaganda, al vandalismo y a otros engaños y fraudes. Con cuidado, precaución y mucho sentido crítico, así es como debe usarse Wikipedia. Y, por lo que nos cuentan, sospechar de los textos muy largos.

Referencias:

Blanding, M. 2015. Wikipedia or Encyclopaedia Britannica: Which has more bias? Forbes January 20.

Greenstein, S. & F. Zhu. 2014. Do experts or collective intelligence write more bias? Evidence from Encyclopaedia Britannica and Wikipedia. Harvard Bussines School Working Paper 15-023, October 10.

Wilson, A.M. & G.E. Likens. 2015. Content volatility of scientific topics in Wikipedia: A cautionary tale. PLOS ONE DOI: 10.1371/journal.pone.0134454

Sobre el autor: Eduardo Angulo es doctor en biología, profesor de biología celular de la UPV/EHU retirado y divulgador científico. Ha publicado varios libros y es autor de La biología estupenda.

2 comentarios

  • Avatar de David Zavala

    Bueno, como lo había sospechado desde un principio, Wikipedia es polémicamente actual, la Enciclopedia Británica un tanto rezagada. Hay que apuntar que ambas son obras de referencia secundarias, y que bien su mejor papel es la bibliografía y referencias que contienen. En Wikipedia hay vínculos que pocas veces están rotos y que te llevan a obras muy actuales. En algunos casos habrá que pagar por leer artículos de reciente publicación, pero hay na tendencia a hacer más accesible el contenido de revistas de especialización.

  • Avatar de Rhina

    Lo que de verdad hace rica a Wikipedia es la diversidad de autores que en ella participan, lo que hace posible la actualización en los temas que se abordan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *