La historia de la vida

la-historia-de-la-vida

Árbol de familia de la vida en la Tierra. ¿Te encuentras? Fuente: Leonard Eisenberg / Evogeneao

Nuestro planeta se formó hace unos 4.500 millones de años (en adelante m.a.) Las primeras pruebas de la existencia de vida en la Tierra son muy endebles: unas rocas de 3.800 m.a. de antigüedad contienen un grafito en el que los isótopos estables del carbono (variedades cuyos átomos tienen masas ligeramente diferentes: carbono-12 y carbono-13) se hallan en una proporción que refleja alguna forma de actividad biológica. La vida podría haber surgido hace aproximadamente 4.000 m.a., o algo antes incluso, en un mundo acuático, cuando el planeta sufría aún el impacto frecuente de asteroides.

Las primeras células pudieron haberse formado hace unos 3.500 m.a. y los primeros organismos que hacían la fotosíntesis (convertían la energía electromagnética en energía química) quizás surgieron entonces. Pero la producción masiva de oxígeno a cargo de bacterias fotosintéticas ocurrió unos 1.000 m.a. después. Ese oxígeno transformó la atmósfera terrestre, oxidó su superficie y condicionó el desarrollo biológico posterior.

Las primeras células complejas surgieron hace unos 2.000 m.a. o algo más tarde. Los primeros organismos pluricelulares aparecieron hace unos 1.700 m.a. o quizás antes, y 200 m.a. después se produjo, seguramente, la división que dio lugar a las actuales plantas, hongos y animales. Hace 1.200 m.a. ya había organismos pluricelulares con células diferenciadas. Y los primeros animales surgieron hace unos 650 m.a.. Los que tienen simetría bilateral y, por lo tanto, una parte delantera y una trasera, aparecieron hace unos 550 m.a., con la llamada explosión cámbrica, una gran diversificación de esquemas corporales que dio lugar a la aparición de gran variedad de animales, incluidos los primeros vertebrados.

Las primeras plantas terrestres aparecieron hace unos 445 m.a., los primeros anfibios unos 30 m.a. después, y los primeros insectos hace unos 400 m.a. Hasta entonces, todos los vertebrados habían sido peces, aunque quizás alguno de ellos ya había colonizado el medio terrestre. Hace 360 m.a. ya había grandes árboles y hace 320 m.a. surgieron los primeros reptiles. En aquella Tierra abundaban los insectos.

Los primeros amniotas -animales cuyos huevos pueden sobrevivir en ambientes secos- surgieron hace 300 m.a.. Hace 250 m.a. aparecieron los primeros dinosaurios y los primeros mamíferos ovíparos. Hace 200 m.a. surgieron los primeros mamíferos marsupiales y las primeras aves, y hace unos 130 m.a. evolucionaron las primeras plantas con flores, que experimentaron una diversificación enorme hasta hace unos 90 m.a., diversificación paralela a una gran proliferación de insectos polinizadores.

Hace 66 m.a. se extinguieron los dinosaurios, con excepción de las aves, y a partir de ese momento, los mamíferos crecieron de forma espectacular, tanto en tamaño como en número de especies. Los simios se diferenciaron del resto de primates hace unos 25 m.a., y el linaje humano se separó hace un 6 o 7 m.a. del de los chimpancés y bonobos. Hace algo más de dos m.a. surgió el género al que pertenecemos, Homo, y hace unos 250.000 años, nuestra especie.

Como el humano, todos los demás linajes que han llegado hasta hoy hunden sus raíces en el principio de los tiempos de nuestro planeta. Todos los seres vivos procedemos de un mismo organismo primigenio, un antepasado común. Todas las especies han evolucionado bajo la acción de la selección natural, pero la mayoría se han extinguido porque sus individuos no sobrevivieron o porque otras se reprodujeron con mayor éxito. Cada vez sabemos más acerca de los pasos intermedios que han dado lugar a unas formas y a otras. Pero hay algo que todavía no sabemos: desconocemos cómo surgió la vida, que características tenía aquel organismo primigenio del que proceden todos. Es posible, además, que no lleguemos a saberlo nunca.

Adenda (2 de marzo de 2017):

Ayer Nature publicó el hallazgo de posibles fósiles de microorganismos en unas rocas sedimentarias ferruginosas cuyo origen se atribuye a precipitados procedentes de fuentes hidrotermales en el lecho marino. Los microfósiles han sido hallados en el Cinturón de Nuvvuagittuq (Quebec, Canadá), y tienen entre 3.770 y 4.280 m. a. de antigüedad. De confirmarse en futuras investigaciones esas estimaciones de antigüedad y si el origen microbiano de los fósiles recibe pruebas adicionales, parte de la cronología presentada aquí debería modificarse, pues las primeras células habrían surgido seguramente antes de hace 3.500 m. a., y hasta el origen de la vida debería adelantarse algunos centenares de millones de años.

En otro orden de cosas, en la anotación “En lo más recóndito de nuestro planeta” ya habíamos comentado una hipótesis muy sugerente acerca del posible origen de la vida en la Tierra en fuentes hidrotermales submarinas.

Aquí se puede consultar el artículo de Nature.

—————————-

Sobre el autor: Juan Ignacio Pérez (@Uhandrea) es catedrático de Fisiología y coordinador de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU

————————————

Este artículo fue publicado en la sección #con_ciencia del diario Deia el 22 de mayo de 2016.

6 Comentarios

Deja un comentario

La historia de la vida | #con_ciencia | Cuadern...

[…] Árbol de familia de la vida en la Tierra. ¿Te encuentras? (amplia la imagen pulsando sobre ella) Nuestro planeta se formó hace unos 4.500 millones de años (en adelante m.a.) Las primeras pruebas de la existencia de vida en la Tierra son muy  […]

La historia de la vida | #con_ciencia | Cuadern...

[…] Árbol de familia de la vida en la Tierra. ¿Te encuentras? Fuente: Leonard Eisenberg / Evogeneao Nuestro planeta se formó hace unos 4.500 millones de años (en adelante m.a.) Las primeras pruebas de la existencia de vida en la Tierra son muy  […]

La historia de la vida  | Experiencias edu...

[…] “ La vida podría haber surgido hace aproximadamente 4.000 m.a., o algo antes incluso, en un mundo acuático, cuando el planeta sufría aún el impacto frecuente de asteroides.”  […]

Orlando RendonOrlando Rendon

Me parece muy interesante

En lo más recóndito de nuestro planeta - Cuaderno de Cultura Científica

[…] microbiano de los fósiles recibe pruebas adicionales, la vida habría surgido quizás antes de lo que se pensaba hasta ahora. Los resultados publicados en Nature constituyen un fuerte aval a la hipótesis presentada aquí […]

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>