Libros para enamorarse

Daniel Torregrosa, lector

Durante prácticamente toda su vida, el científico y popularizador de la ciencia Carl Sagan dio una gran importancia a la generación de entusiasmo y fascinación en la transmisión de la ciencia a la ciudadanía, algo que veía como una obligación necesaria e ineludible para el beneficio de la civilización global y de nuestra supervivencia como especie. Una faceta que Sagan predicaba con el ejemplo y resumía con su famosa sentencia: «Después de todo, cuando estás enamorado, quieres salir a contarlo a todo el mundo».

Y una forma de «salir a contarlo» puede ser la de recomendar algunos libros que pueden enamoraros de la ciencia. O al menos es mi deseo.

Para enamorarse de la Química

El tío tungsteno. Recuerdos de un químico precoz, de Oliver Sacks. Barcelona, 2003. Editorial Anagrama. Colección compactos.

En este delicioso libro de Oliver Sacks nos encontraremos con la autobiografía adolescente de este famoso neurólogo amalgamada con un buen resumen de la historia general de la química. Aparte de disfrutar y maravillarnos con las vivencias de su infancia descubriremos un relato donde la química, como ciencia apasionante como pocas, cobra un valor original y muy personal. Un viaje iniciático donde la curiosidad de Sacks le lleva a la admiración de héroes y heroínas como Carl Wilhelm Scheele, Lavosier, Marie Curie, Mendeléiev, Moseley y otros personajes conocidos de la historia de la ciencia. Una cuestión menor, pero muy curiosa, de este libro es la que nos revela Sacks como motivo de que abandonara el interés por la química cuando apenas había cumplido 14 años. La respuesta, a todas luces reveladora de la irrepetible figura de Oliver Sacks, la encontrará el lector en sus páginas.

Para enamorarse de la Física

Seis piezas fáciles, de Richard Feynman. Barcelona, 2014. Planeta. Colección Booket Ciencia.

Esta obra es una selección del libro de texto Lecciones de Física (1963) de Richard Feynman, uno de los genios más reconocibles del siglo XX. La ciencia no es una aventura fácil y mucho menos la Física, pero viendo cómo la explicaba Feynman dan ganas de matricularse en un curso avanzado de esta disciplina o directamente en el grado de Física. La forma tan clara y magistral de explicar los conceptos básicos, con ejemplos escogidos sacados de nuestro mundo cotidiano, nos embriaga desde el primer capítulo, el de los átomos en movimiento, hasta llegar al clímax final con la mecánica cuántica. Pero mi pieza favorita es la tercera, la que nos cuenta de forma muy original la relación de la física con el resto de ciencias. La épica y la lírica de la ciencia, tan habituales en Feynman, también tiene cabida en este accesible libro, que constituye una delicia absoluta para neófitos o recién iniciados.

Para enamorarse de las Matemáticas

Cartas a una joven matemática, de Ian Stuart. Barcelona, 2016. Crítica. Drakontos bolsillo.

Mediante una serie de cartas dirigidas a la joven Meg (personaje ficticio), Ian Stuart convierte este libro en toda una apología de las matemáticas, emulando al gran matemático Godfrey H. Hardy. Fresco, divertido e inspirador. Un libro que nos convence de la belleza y la importancia de esta disciplina, nos habla de las nuevas áreas de investigación como la teoría del caos o la geometría fractal, e incluso se adentra en vida académica de los matemáticos profesionales. No es uno de esos libros de introducción formal a las matemáticas, ni de paradojas o desafíos matemáticos, no es aparentemente un libro de divulgación de las matemáticas. Es el libro que te lleva a devorar todos los anteriores.

Para enamorarse de la Biología


Botánica insólita, de José Ramón Alonso con ilustraciones de Yolanda González. Pamplona, 2016. Next Door Publishers.

La primera impresión que ofrece este libro, con solo acariciar su portada, es la de estar frente a una obra maestra de la divulgación científica y el arte.

Y cuando nos sumergimos en sus páginas nos encontramos con unas historias extraordinarias y fascinantes sobre las plantas, contadas con un exquisito lenguaje literario de la mano del profesor y divulgador José Ramón Alonso Peña e ilustradas por Yolanda González.

Semillas con alas aerodinámicas, plantas carnívoras aterradoras, árboles descomunales, la inmortalidad surgida del hielo, la alquimia para detectar moléculas en el aire y modificar su comportamiento, las plantas medicinales de los neandertales y así hasta treinta y seis capítulos maravillosamente ilustrados. Goce intelectual y visual absoluto que nos hará mirar con otros ojos al reino Plantae que nos rodea.

En Editoralia personas lectoras, autoras o editoras presentan libros que por su atractivo, novedad o impacto (personal o general) pueden ser de interés o utilidad para los lectores del Cuaderno de Cultura Científica.

7 Comentarios

Deja un comentario

patricia margarita bernal cabapatricia margarita bernal caba

La mayoria teme las ciencias exactas como las matemáticas física y quimica…pero abordar de una forma tan sencilla hace que le motive a uno , ayudando con nuevos conocimientos tener la habilidad de ver y hacer todo un arte y poder entenderlos… de una forma tan sencilla para llegar a tan grandes conocimientos .
Muchas Felicidades !!! Dr. José Ramon Alonso .

gemuesgemues

Resulta paradójico y sorprendente que no se recomiende uno de los mejores libros de divulgación que se haya escrito nunca, y del propio Carl Sagan, que sirve como personaje de evocación del autor.
En Cosmos, Sagan realiza una maravillosa y casi poética introducción a una visión integral y multidisciplinar de todo lo que nos rodea. Desde el Universo a gran escala, hasta el origen e historia de la vida en nuestro planeta. Incluyendo cuestiones centrales sobre la evolución, la historia de las culturas, cuestiones políticas y medioambientales, la investigación espacial y la teoría de la información.
Si la serie televisiva era fantástica para su época, el libro es insuperable.

Daniel TorregrosaDaniel Torregrosa

Gracias por comentar, gemues.

Por supuesto, Cosmos (el libro) y especialmente la serie de televisión es todo eso que dice y mucho más. Qué puedo decir si hasta mi blog lleva un nombre inspirado en Sagan. Pero hay tantos libros por recomendar y es tan difícil elegir solo unos pocos… La lista sería muy muy larga.

Viva Sagan. Un cordial saludo

gemuesgemues

Sagan (particularmente el libro de Cosmos) debe estar siempre en la lista para el público no demasiado avezado en la divulgación. Para quienes sienten la emoción y el interés por la Ciencia por primera vez y para quienes tienen curiosidad pero nunca invirtieron tiempo en descubrir la Ciencia.
Y también para todos aquellos que aún no han encontrado esa perspectiva transversal e integradora que permite mirar de otro modo todo lo que nos rodea. De un modo esperanzado en la capacidad de comprender y aprender del ser humano. Yo descubrí a Sagan en los 80, cuando creí que la estupidez humana y la Humanidad habían cruzado el umbral de la irreversibilidad hacia el caos.
Gracias a Sagan, recobré algo de la necesaria confianza para sobrevivir. La inteligencia y sensibilidad de Sagan, son de otra Galaxia, pero siempre se esforzó mucho en desarrollar su faceta más humana. Sus colegas del mundo académico, parte de ellos, siempre le tuvieron envidia o miedo. Podía mirarles, si se descuidaba, como si fueran estúpidos.

TopnepoTopnepo

Gemues tiene razón. Cosmos (aunque se ha quedado lógicamente desfasado como cualquier otro libro relacionado con la Ciencia o la Tecnología) debe figurar como libro de referencia en la biblioteca de cualquier niño…No he encontrado ningún otro libro que logre proyectar al lector de abajo a arriba (de lo micro a lo macro), de atrás hacia adelante (del pasado al futuro) y de dentro hacia afuera…con unas figuras aun espectaculares.

gemuesgemues

En cuestiones fundamentales e importantes, el libro de Cosmos sigue estando vigente. No es un libro para niños en el sentido estricto. Es un libro para adultos cuando son niños para la Ciencia.
Pero lo más importante de Cosmos (insisto, el libro), no tanto la diversidad de temas, o la actualización científica al detalle, o no, de sus ideas, sino la capacidad de Sagan de interconectar sabiamente todas las disciplinas y teorías que expone simultáneamente a la vista del curioso, del neófito en ciencia, del despistado, del desconcertado o del apabullado por la realidad.
Si sintonizas con su visión transversal y multicausal, entonces en cada eventual relectura durante el aprendizaje, puedes profundizar aún más y llegar a captar una nueva conexión, una nueva perspectiva no exclusiva, no contradictoria, sino complementaria e integradora.
Se trata de la comprensión “ndimensional”.

VictorVictor

Con el transcurso de la vida, y el inevitable cansancio en mis pupilas,he pretendido, ilusamente, q mis dias de aprendizaje y lectura, se pueden limitar, pero una ojeada a estas paginas, , me enseñan lo tontos q podemos hacernos.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>