Redes sociales, noticias falsas y el Efecto de la Tercera Persona

Ilustrando ciencia

Es complicado que actualmente no nos inunden los bulos y las noticias falsas en redes sociales. Es tan común que, hay cuentas, colectivos y personas dedicadas a desmentirlos. Sin embargo, ¿es necesaria esa labor?

Hago esta pregunta mientras refresco por enésima vez cualquier red social cuya aplicación tenga en el teléfono móvil. ¿Cómo me voy a tragar yo un bulo por redes sociales? Tengo suficiente criterio como para comprobar si las fuentes son fiables y la información verídica. Además, mis contactos en redes sociales también tienen criterio como para no compartir noticias falsas. En cambio, sí pienso que otra gente puede creerse bulos con facilidad.

Entonces, ¿por qué otra gente sí, pero yo no? Vamos a preguntarle a la sociología.

Las personas creen poder diferenciar la información falsa de la veraz mejor de lo que podrían otros. Esta creencia es una forma de mantener un autoconcepto positivo de uno mismo. Y es también la hipótesis del “Efecto de la Tercera Persona”.

W. Phillips Davidson propuso esta hipótesis en 1983, haciendo referencia a los medios de comunicación tradicionales. En concreto, la hipótesis dice que ‘las personas tienden a pensar que los medios influencian más a otra gente que a sí mismos’.

Tercera Persona
El alcance de las noticias falsas en redes sociales influenciado por el Efecto de la Tercera Persona. Ilustració: Rosario García Hernández.

Conociendo el Efecto de la Tercera Persona (ETP, a partir de ahora) y el funcionamiento de las redes sociales, no sería descabellado pensar que el ETP ocurre con frecuencia entre los usuarios de las RRSS. Incluso, que las RRSS se aprovechan del ETP (viralización, cámaras de eco, polarización de opiniones, etc.)

También podría plantearse que, con un mayor ETP, las personas pudieran pedir un mayor control de la difusión y publicación de información en línea. Al igual que una mayor “alfabetización digital” de los usuarios de RRSS, es decir, la toma de medidas para enseñar a las personas a ser críticas con la información.

Algunas de estas suposiciones son las que se han planteado como hipótesis en el estudio realizado por S. Mo Jang y Joon K. Kim. El estudio se hizo para observar el ETP en las noticias falsas sobre política tras las elecciones de 2016 en EEUU.

Como resultados obtuvieron que sus dos primeras hipótesis se corroboraban: el ETP ocurre respecto a las noticias falsas, tanto en la percepción individual, como de grupo. Es decir, una persona pensará que ella y los miembros de su grupo se creen menos noticias falsas que los miembros del otro grupo.

Otro resultado interesante del estudio fue que los individuos con una mayor percepción del ETP no estaban a favor del control y la regularización de las noticias falsas. Sin embargo, la mayoría de los participantes del estudio estaban a favor de la educación para el análisis crítico de la información.

Otro estudio se centra más en la existencia del ETP sobre la información en línea. En este estudio se les preguntó a los participantes quién de entre ellos, sus amigos u otras personas se verían más influenciadas por la información en un sitio web. La mayoría de los participantes se consideraban a sí mismos como los que serían menos influenciados.

De estos dos estudios podemos concluir que, como habíamos planteado antes, el ETP se da entre los usuarios de las redes sociales y otros medios digitales. Por lo que, aparte de ser conscientes del ETP y plantearnos nuestro propio sesgo, quizás deberíamos aplicar la educación para el análisis crítico de la información como una forma de controlar la propagación y el daño de los bulos y las noticias falsas.

Referencias consultadas:

Antonopoulos, N., Veglis, A., Gardikiotis, A., Kotsakis, R., & Kalliris, G. (2015). Web third-person effect in structural aspects of the information on media websites. Computers in Human Behavior doi: 10.1016/j.chb.2014.11.022

Davison, W. P. (1983). The third person effect in communication. Public Opinion Quaterly, 47 (1), 1-15. doi:10.1086/268763.

Jan S. M., Kim J. K. (2017) Third person effects of fake news: Fake news regulation and media literacy interventions Computers in Human Behavior, doi:10.1016/j.chb.2017.11.034.

Para saber más:

Sócrates y el efecto Dunning-Kruger en redes sociales
Emociones al alza, racionalidad a la baja
Correcto es lo que hace la mayoría: el principio de la prueba social


Autore: Rosario García Hernández (@swallowdraws, IG: @rosiswallow), alumne del Postgrado de Ilustración Científica de la UPV/EHU – curso 2020/21

Artículo original: Fake news: the third-person effect. Martha Villabona, Mapping Ignorance, 16 de noviembre de 2020.

Ilustrando ciencia” es uno de los proyectos integrados dentro de la asignatura Comunicación Científica del Postgrado de Ilustración Científica de la Universidad del País Vasco. Tomando como referencia un artículo de divulgación, los ilustradores confeccionan una nueva versión centrada en la propia ilustración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.