Con ‘n’, música ‘casi’ infinita

El año pasado por estas fechas, el compositor y cantante Jorge Drexler lanzó una aplicación para smartphones y tablets, n, en la que cada oyente decide que es lo que quiere escuchar. Drexler calificaba esta música como líquida, por estar en continuo movimiento, en constante cambio.

1

La propuesta n consta de tres canciones, en las que la combinatoria proporciona múltiples posibilidades, ‘casi infinitas’,… al menos para una vida.

n1: Habitación 316

Es una canción que explora la poesía combinatoria, en la cual podrás interactuar con las letras a través de la libre elección de las frases.

Relata el encuentro de dos desconocidos en una habitación de hotel y las casi infinitas versiones acerca de lo que allá sucedió.

Dos personas se acercan o se alejan, se unen o se retraen, entran o no en contacto mientras se van descubriendo. Con cada reproducción, la canción aporta una mirada ligeramente diferente acerca de los sucesos de una misma noche.

La del video es una versión única de Habitación 316, la elegida por el público que acudió a la grabación de esta prueba de Drexler y su banda:

El estribillo de compone de dos versos –cada uno de los cuales puede elegirse entre tres opciones–, y para elaborar las estrofas –de ocho versos cada una de ellas– se selecciona cada verso entre los ocho que se presentan. Cada una de las elecciones es independiente de las anteriores: así, una de las estrofas se selecciona entre las 88=16.777.216 posibles. Si Habitación 316 consta de tres estrofas y cuatro estribillos –y además se puede escuchar en versión orquesta o sólo con voz y guitarra–, las posibles canciones que pueden generarse son 824x38x2, aproximadamente 6,2×1025. Si se repite el estribillo, las versiones finales se siguen multiplicando. Si se estima que cada versión dura 3 minutos, escucharlas todas precisaría de 1,86×1026 minutos, es decir, 3,1×1024 horas, o 1,3×1023 días, en definitiva, 3,56×1020 años… ¡imposible escuchar todas las versiones en una vida!

2

n2: Madera de deriva

Es una canción acerca de como el ir y venir en la vida va determinando quienes somos, por tanto, los oyentes tendrán que moverse para experimentar la canción. Al presionar play en diferentes localizaciones, los usuarios pueden encontrar y desbloquear todos los instrumentos que suenan en la canción.

Esta canción fue grabada con la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa y las voces de KUP Taldea, incluye todos los instrumentos que contiene una orquesta completa y se puede elegir qué instrumentos suenan junto con el coro de voces.

La canción se divide en 12 grupos instrumentales –más la voz y el coro– que pueden sonar a la vez o sólo parte de los grupos. Lo que se elige en este caso es el ‘lugar de la orquesta’ que se incorpora a la canción, siendo los versos únicos para cualquier variación instrumental. La canción cambia en la medida que se modifican los instrumentos que suenan.

3

n3: Décima a la décima

Se compone de diez estrofas de diez versos y por cada uno de ellos el usuario puede elegir 10 opciones diferentes.

Cada una de las estrofas está cantada por un cantante diferente pudiendo ir alternando de cantante a medida que suena la canción.

Cada décima está escrita por un compositor diferente –Xoel López, Vitor Ramil, Fernando Cabrera, Martín Buscaglia, Jorge Drexler, Kevin Johansen, Daniel Drexler, Kiko Veneno, Alex Ferreira y René Pérez–: la estructura de la rima es igual en cada una de las canciones. Así, cuando una persona elige –entre los diez posibles– el primer verso, después –entre los diez segundos versos posibles– el segundo, etc., la décima construida tiene sentido –al menos gramatical–.

Como la elección de cada verso es independiente de los otros nueve que componen la décima, se podrían generar de este modo 1010 décimas diferentes, cada una con su especial significado. Además, cada canción puede variar en su número de estrofas, dependiendo de la hora del día: desde la 1:00, el número de décimas cantadas va aumentando hasta llegar a las diez estrofas de 22:00 a 24.00. De nuevo, canciones para escuchar durante un rato bien largo…

4

Más información:

[1] Yeray Calvo, Drexler inventa la canción infinita, Público, diciembre 2012

[2] La música combinatoria de Jorge Drexler, ::ZTFNews

Sobre la autora: Marta Macho Stadler es profesora de Topología en el Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU, y colaboradora asidua en ZTFNews, el blog de la Facultad de Ciencia y Tecnología de esta universidad.

Esta entrada participa en la Edición 4.123105625 del Carnaval de Matemáticas cuyo blog anfitrión es Que no te aburran las M@TES y en la VIII EdicióndelCarnaval de Humanidades, cuyo blog anfitrión es ::ZTFNews.

3 Comentarios

Deja un comentario

Participaciones en la VIII Edición del Carnaval de Humanidades | :: ZTFNews.org

[…] Con ‘n’, música ‘casi’ infinita por Marta Macho Stadler desde Cuaderno de Cultura Científica […]

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>