Personas famosas que estudiaron matemáticas: música y deporte

Matemoción

En mi anterior entrada de la sección Matemoción del Cuaderno de Cultura Científica estuvimos hablando de personas que han sido famosas en diferentes ámbitos de la sociedad y la cultura, en concreto, nos centramos en el mundo de la literatura y el cine, pero que se graduaron en matemáticas, e incluso realizaron un doctorado, Personas famosas que estudiaron matemáticas: literatura y cine. En esta entrada vamos a continuar mostrando ejemplos de otros dos ámbitos de la sociedad muy alejados el uno del otro, y a priori también del mundo de las matemáticas, como son la música y el deporte.

Efectivamente, dentro de la música también nos encontramos personas que sorprendentemente están relacionadas con las matemáticas. Uno de los más conocidos es el músico estadounidense Art Garfunkel, del famoso dúo musical Simon and Garfunkel, que fueron muy populares en la década de 1960. Algunas de sus canciones más conocidas son The sound of silence (el sonido del silencio), Mrs Robinson (Señora Robinson) o Bridge over troubled water (Puente sobre aguas turbulentas). Simon y Garfunkel empezaron a cantar juntos en 1955, bajo el nombre de Tom y Jerry (como los dibujos animados), pero fue en 1963 cuando inician el dúo Simon and Garfunkel, con el que estuvieron en activo hasta su separación en 1970, aunque se volverían a reunir para conciertos puntuales en varias ocasiones.

Fotografía de Simon and Garfunkel en un concierto en Rotterdam (Holanda) en 1982, realizada por Rob Bogaerts, de la Agencia de Fotografía ANEFO. Imagen de Wikimedia Commons

Arthur (Art) Garfunkel (Nueva York, 1941) estudió en la Universidad de Columbia. Se graduó en Historia del Arte y obtuvo el master en Matemáticas, en 1967. Empezó a realizar su tesis doctoral sobre enseñanza de las matemáticas, pero la música le desvió de ese camino. Tras la ruptura del dúo, en 1970, Garfunkel además de intentar iniciar su carrera en solitario en la música, estuvo dando clase de geometría en un instituto de secundaria en Connecticut durante dos años. Fue una pequeña laguna docente en su larga vida profesional, en la que compaginaría su trabajo como cantante, actor y poeta. En algunas entrevistas habla de ese corto período como docente de geometría, como un momento “extraño”, ya que había alcanzado un enorme éxito en el mundo de la música, con Simon and Garfunkel, y ahora enseñaba matemáticas en un instituto. Por ejemplo, comenta “Yo intentaba explicarles un problema de matemáticas y cuando les decía si tenían alguna pregunta, ellos me preguntaban cómo eran los Beatles”.

Pero vayamos a un cantante más actual, el músico inglés Jon Buckland¸ guitarrista y fundador del grupo Coldplay, conocido por álbumes como Parachutes (2000), A Rush of Blood to the Head (2002), X&Y (2005) o Viva la Vida or Death and all his Friends (2008).

Jon Buckland (Londres, 1977) estudió astronomía y matemáticas en el University College de Londres, allí conoció al otro miembro de la banda Chris Martin, quien estudiaba Cultura Antigua, se hicieron amigos y juntos montarían la banda Coldplay. Algunos títulos de la banda hacen referencia a las matemáticas, como Twisted Logic, Square One, Proof, Major Minus y 42.

Jonny Buckland, en el concerto de Coldplay en el Fuji Rock Festival (2011), en Niigata (Japan). Fotografía de Christopher Johnson, en Wikimedia Commons, originalmente en Flickr

Otro de los músicos muy conocidos relacionados con las matemáticas, aunque más con la astrofísica, es el músico británico Brian May, guitarrista y compositor de la banda de rock QUEEN. Algunas de las grandes canciones de esta mítica banda están firmadas por Brian May, como “Now I’m Here”, “We Will Rock You”, “Fat Bottomed Girls”, “Save Me”, “Flash”, “Hammer to Fall”, “Who Wants to Live Forever”, “I Want It All”, “The Show Must Go On”, “Headlong”, “Too Much Love Will Kill You” o “No-One but You (Only the Good Die Young)”.

Brian May, junto a Freddy Mercury y John Deacon, en el concierto de New Heaven de noviembre de 1977. Fotografía de Carl Lender, en Wikimedia Commons, originalmente en Flickr

Brian H. May (Londres, 1947) estudió matemáticas y física en el Imperial College de Londres, graduándose en física en 1968. Empezó su tesis doctoral en astrofísica en 1971 (realizó sus primeras observaciones del espacio, para su tesis, en el observatorio del Teide en Tenerife), pero la música se cruzó en su camino y abandonó su carrera científica. Aunque no de forma definitiva, ya que la retomaría treinta años más tarde, terminando su tesis doctoral en 2007.

Participó en varias ocasiones en el programa de televisión The Sky at Night, presentado por Sir Patrick Moore, con quien ha publicado un libro de astronomía en 2012, Bang! The complete history of the Universe.

Seguimos añadiendo personajes dentro del mundo de la música. El compositor minimalista estadounidense Philip Glass, quien ha compuesto más de 20 óperas, entre ellas La Bella y la Bestia (1994), Einstein on the Beach (1976), en la cual los números son muy importantes, solo se cantan en ella números y nombres de notas musicales, o sus óperas Galileo Galilei (2002) y Kepler (2009), un montón de bandas sonoras de películas, entre ellas Kundun (1997), de Martin Scorsese, El show de Truman (1998), de Peter Weir, Las horas (2002), de Stephen Daldry o El ilusionista (2006), de Neil Burger, así como muchos otros álbumes, por ejemplo, de composiciones para piano, entre otras. Su música se enmarca dentro del estilo de música New Age.

Philip Glass, en cuatro momentos, durante un concierto en Aarhus (Dinamarca), en 2017. Fotografía de Hreinn Gudlaugsson, en Wikimedia Commons

Con 15 años, Philip Glass (Baltimore, Maryland, 1937) empezó a estudiar matemáticas y filosofía en la Universidad de Chicago, y se graduó a los 19 años. En una entrevista sobre la ópera Einstein on the Beach a Philip Glass, quien compuso la música y el texto, y a Robert Wilson, director y productor de la ópera, este contó que cuando se conocieron le preguntó a Philip Glass como componía y este le puso un ejemplo de una fórmula matemática. Y es que las matemáticas son importantes en la obra de Philip Glass, puesto que suele utilizar estructuras matemáticas para componer algunas de ellas.

La cantante estadounidense Barbara Hendricks, soprano lírica y también cantante de jazz, que en los últimos 20 años es también conocida por su activismo por los derechos humanos, se graduó en matemáticas y en química en la Universidad de Nebraska-Lincoln. Cuando en 2009 estuvo en Bilbao, en una entrevista afirmó lo siguiente:

Las matemáticas sirven para todo en la vida, ya que te enseñan a razonar, a resolver problemas. Pero sobre todo me han dado disciplina para mí misma, una disciplina que no es para nada opresiva, sino que me facilita ser libre”.

Fotografía, realizada por Anders Henrikson, de Barbara Hendricks en un concierto en Estocolmo (Suecia), en 2014. Imagen de Wikimedia Commons

Una opinión diferente de las matemáticas tiene la cantante británica ESKA. Nacida en Londres (1971), pero cuya familia procedía de Zimbabue, Eska Mtungwazi estudió el grado de matemáticas en la prestigiosa London School of Economics. En esa época ya empezó a adentrarse en el mundo de la música, pero la presión por tener una carreara más convencional la llevó a empezar un master en matemáticas y estadística, después en enseñanza de las matemáticas, antes de empezar a trabajar como maestra de educación primaria.

Ella les da poca importancia a sus estudios de matemáticas. En una entrevista en la Revista Yorokobu afirma:

La educación superior no tiene por qué ser ilustradora, esa educación sirve si ayuda a la persona a seguir interesada en aprender. Yo estoy agradecida a mis padres por haberme facilitado esa educación superior, eso lo llevo conmigo, pero, claro, ¿hasta qué punto tiene esto que ver con lo que estoy haciendo ahora?”.

Portada del álbum ESKA (2015), de la cantante británica ESKA

El compositor y letrista estadounidense Stephen Sondheim, conocido y premiado, en particular, por sus contribuciones al género del musical, aunque no posee un título en matemáticas, si está muy relacionado con esta ciencia. Stephen Sondheim ha recibido un Oscar de la Academia (por la canción Sooner or Later de la película Dick Tracy, interpretada por Madonna), 8 premios Tony de teatro (por musicales como A Funny Thing Happened on the Way to the Forum, Companies, Follies, A Little Night Music o Sweeney Todd, y uno a toda su carrera), 8 premios Grammy de la academia de la música, un Pulitzer (por el drama Sunday in the Park with George), y muchos premios más.

Fotografía de Stephen Sondheim de alrededor de 1970 y cartel de la obra musical Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet, de la producción del National Youth Music Theatre, en el Teatro Rose de Kingston, Nueva York, en 2011. Imágenes de Wikimedia Commons

Las matemáticas, así como los problemas y juegos de ingenio, fueron su primera pasión en su juventud, antes que la música, aunque ya tocaba el piano desde niño, y la literatura.

Stephen Sondheim empezó a estudiar el grado de matemáticas en el Williams College, de Williamson, Massachusetts, pero pronto empezó a interesarse solo por la música a raíz de un curso de música del primer cuatrimestre en el que se había matriculado y abandonó las matemáticas. En una entrevista sobre esos años afirma “Yo era matemático por naturaleza, y aún lo soy, pero sabía que no quería ser matemático”. Aunque en otra entrevista afirma en relación a las matemáticas, quizás por esa parte natural matemática que llevaba dentro, “me habría encantado trabajar en el teorema de Fermat”.

Y existen muchos más ejemplos, como el trompetista estadounidense de los años 1950, Clifford Brown, quien se graduó en matemáticas en el Delaware State College y en música en el Maryland State College; el músico canadiense Dan Snaith, cuyos nombres artísticos son Caribou, Manitoba o Daphni, realizó su tesis doctoral (cuyo título era Overconvergent Siegel Modular Symbols) sobre temas de álgebra, bajo la dirección del matemático Kevin Buzzard, en el Imperial College de Londres; el guitarra y vocalista del grupo de punk californiano Angry Samoans, Greg Turner, se graduó en matemáticas Claremont Graduate University e imparte clases de matemáticas en la New Mexico Highlands University; o el cantante y compositor, Phil Alvin, de la banda de rock and roll formada en 1978 en California, The Blasters, obtuvo su grado de master en matemáticas e inteligencia artificial en la California State University, en Long Beach, y después realizó su tesis doctoral en UCLA, donde también impartió clases de matemáticas. Incluso, hubo quien empezó, pero se quedó en el camino, como la cantante Carole King, que realizó solo un año de matemáticas.

La cantante Carole King interpretando la canción “(You Make Me Feel Like) A Natural Woman” en el Madison Square Garden de Nueva York. Fotografía de Jonathan Schilling, en Wikimedia Commons

Para terminar con la música me gustaría añadir a la pionera de la música electrónica Delia Derbyshire. La música y compositora británica Ann Delia Derbyshire (1937-2001) obtuvo una beca para estudiar matemáticas en el Girton College de la Universidad de Cambridge, y finalmente se graduaría en matemáticas y música. Y salvo tres meses dando clases de matemáticas y música para el cónsul general británico en Ginebra, no volvería a tener relación con el mundo académico matemático.

Sin embargo, su relación con las matemáticas no termina ahí, ya que estas eran fundamentales para la composición de sus obras, como ella misma afirmaba en una de las pocas entrevistas que concedió. Por ejemplo, utilizó la sucesión de Fibonacci 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, … para la creación de sus composiciones (para información sobre esta sucesión pueden leerse las entradas Póngame media docena de fibonaccis o El origen poético de la sucesión de Fibonacci, entre otras).

La música y compositora Delia Derbyshire. Imagen de la página web Mujeres y música

También nos encontramos en este grupo de personas relacionadas con las matemáticas a algunos deportistas.

Empecemos con un ejemplo curioso, ya que fue una persona conocida tanto dentro del fútbol, como de las matemáticas, es el danés Harald Bohr (1887-1951), hermano del premio Nobel de Física, Niels Bohr.

Harald Bohr estudió matemáticas en la Universidad de Copenhague, donde se licenció en 1909 y obtuvo su doctorado un año más tarde. Su área de trabajo fue el Análisis Matemático. Empezó estudiando, para su tesis doctoral, la conocida serie de Dirichlet, luego en colaboración con el matemático alemán Edmund Landau obtuvo el conocido como teorema de Bohr-Landau y fundó, junto con el matemático inglés G. H. Hardy, el campo de las funciones casi periódicas. Entre 1915 y 1930 fue profesor en Universidad Tecnológica de Dinamarca y después catedrático en la Universidad de Copenhague, durante 21 años, hasta su muerte.

Fotografía de la asistencia al International Congress of Mathematicians de Zurich en 1932, entre la que se encuentra Harald Bohr (rodeado en azul). Imagen de Wikimedia Commons

Pero resulta que además de un buen matemático, fue un buen jugador de fútbol. En 1903, con dieciséis años, debutó en el club Akademisk Boldklub, del norte de Copenhague. En 1908 fue seleccionado para jugar con la selección danesa de fútbol en los Juegos Olímpicos de Londres, donde obtuvieron la medalla de plata. Volvería a jugar con la selección danesa en 1910 contra Inglaterra. Se convirtió en una celebridad como jugador de fútbol, hasta el punto de que cuando defendió su tesis doctoral dentro del público asistente a la misma había más fans de fútbol que personas del ámbito de las matemáticas.

Fotografía del equipo danés de fútbol que compitió en los Juegos Olímpicos de Londres en 1908. El matemático Harald Bohr es el segundo, empezando por la izquierda, de la fila superior. Imagen de Wikimedia Commons

El jugador inglés de fútbol Glen Johnson (Greenwich, Londres, 1984), quien jugó, entre los años 2002 y 2019, en seis clubs ingleses distintos, entre ellos el Chelsea y el Liverpool, y fue internacional en 54 partidos, entre ellos, los mundiales de Sudáfrica (2010) y Brasil (2014), empezó en 2012, en paralelo a su carrera en el fútbol, a estudiar el grado de matemáticas en la Open University, la universidad a distancia.

Fotografía del jugador inglés Glen Johnson en 2011, cuando jugaba con el Liverpool. Imagen de Badudoy en Wikimedia Commons

El exfutbolista camerunés, nacionalizado francés, Jean-Alain Boumsong (Douala, Camerún, 1979), que jugó en diferentes clubes europeos, como el francés Le Havre, el Glasgow Rangers escocés, el Newcastle United inglés, la Juventus de Turín, el Olympique de Lyon, y el Panathinaikos, así como en la selección francesa, se graduó en matemáticas por la Universidad de Le Havre.

Casi podríamos decir que también se graduó en matemáticas el mítico jugador de baloncesto de la NBA Michael Jordan (Nueva York, 1963), jugador de los Chicago Bulls, quizás el mejor jugador de baloncesto de la NBA de la historia, ya que empezó el grado de matemáticas, pero lo abandonó en su penúltimo año. Aunque sí terminó sus estudios de matemáticas el también jugador de baloncesto de la NBA David Robinson, apodado “el almirante”, que jugó durante 14 temporadas en los San Antonio Spurs. Al terminar del instituto, David Robinson ingresó en la Academia Naval de Estados Unidos, donde se graduó en matemáticas.

Fotografía de uno de los míticos mates del jugador de Baloncesto de la NBA, de los Chicago Bulls, Michael Jordan

Un jugador de baloncesto español que también es matemático es el alicantino Sergio Olmos (Elda, 1986). En un curso de verano Xpheres College, para profesionales del Baloncesto, Sergio Olmos se presentaba como “el matemático más alto del mundo” y es que este jugador de baloncesto, de 2,13 metros de altura, se graduó en matemáticas en la Universidad de Temple en Philadelphia, a donde se marchó con 17 años para continuar su carrera dentro del baloncesto. Después de los cuatro años jugando a baloncesto en la Universidad de Temple, y estudiando matemáticas, continuó su carrera de baloncesto en España, jugando en diferentes clubs, como el Valencia Basket, el Club Basquet Coruña o la Fundación Club Baloncesto Granada, en el que juega en la actualidad. Sin embargo, no abandonaría su carrera académica. Interesado por la estadística se graduó en Ciencias Económicas y Matemáticas en la británica Open University y realizó Máster de Bioestadística y Bioinformática de la Universitat de Barcelona. La empresa de bioestadística y estadística aplicada Biostatech, le incluye en su página web como uno de sus colaboradores. Y recientemente ha empezado a escribir un blog sobre matemáticas llamado Mínimos cuadrados.

El jugador de Baloncesto Sergio Olmos, hacia el año 2016, jugando en el Club Basquet Coruña

El jugador de fútbol americano John Urschel que jugó en la NFL en los Baltimore Ravens, durante tres temporadas hasta que se retiró en 2017. Por otra parte, se graduó en matemáticas en la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State University) en 2012, y obtuvo el grado de master en 2013. En 2014 entró como profesor adjunto en esa misma universidad, donde continúa trabajando y en 2016 empezó a realizar su tesis doctoral en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), sobre teoría de grafos espectral, álgebra lineal numérica y machine learning (aprendizaje automático).

Su primer artículo fue “Inestabilidades en el problema de los tres cuerpos de Sol-Jupiter-Asteroide” publicado en 2013 en la revista Celestial Mechanics and Dynamical Astronomy. Ha día de hoy, ya tiene 11 artículos publicados en revistas de investigación. Tiene número de Erdös 4. Recordemos que el número de Erdös es la distancia, en co-autoría de artículos de investigación matemática entre una persona que investiga en esta ciencia y el matemático húngaro Paul Erdös (1913-1996), así él mismo tiene número de Erdös 0, alguien que ha publicado un artículo con Erdös tiene número de Erdös 1, quien ha publicado con una persona con número de Erdös 1, tiene número de Erdös 2, y así se continúa (para más información El número de Erdös-Bacon-Sabbath).

Fotografías de John Urschel, una como jugador de futbol americano en los Baltimore Ravens en 2015 (fotografía de Jeffrey Beall en Wikimedia Commons) y la otra frente a una pizarra en la Tufts University en 2018 (fotografía del propio John Urschel, en Wikimedia Commons)

Aunque no es el único jugador de fútbol americano con un grado en matemáticas. Por ejemplo, el jugador de los New York Giants y los Carolina Panthers, y en la actualidad entrenador de este último equipo, Chase Blackburn (Ohio, 1983), se graduó en matemáticas en la Universidad de Akron, en Ohio. O el jugador de las décadas de 1950 y 1960, Frank Ryan (Texas, 1936), que jugó en los equipos Los Ángeles Rams, Cleveland Browns o Washington Redskins, no solo es doctor en matemáticas por la Universidad de Rice (el título de su tesis doctoral es “A Characterization of the Set of Asymptotic Values of a Function Holomorphic in the Unit Disc”), sino que continuó su carrera como profesor e investigador en matemáticas, y tiene número de Erdös igual a 3.

Terminamos con otro deporte, como es el tenis. La tenista británica Virginia Wade, que ganó el torneo abierto de EEUU en 1968, el abierto de Australia en 1972 y el torneo de Wimbledon en 1977, estudió matemáticas y física en la Universidad de Sussex.

Fotografía de Virginia Wade jugando al tenis. Imagen de la página web de la BBC

Estos no son todos los ejemplos que existen, pero es una buena muestra.

Bibliografía

1.- Entrada en la Wikipedia sobre Art Garfunkel

2.- Página web de Art Garfunkel

3.- Entrada en la Wikipedia sobre Jon Buckland

4.- Entrada en la Wikipedia sobre Brian May

5.- Página web de Philip Glass

6.- Entrada en la Wikipedia de Philip Glass

7.- Marta Macho, Barbara Hendricks y las matemáticas, Mujeres con ciencia, 2014.

8.- Página web de ESKA

9.- Entrada en la Wikipedia de Delia Derbyshire

10.- Página web de Delia Derbyshire

11.- Entrada en la Wikipedia de Harald Bohr

12.- Entrada en la Wikipedia de Glen Johnson

13.- Entrada en la Wikipedia de Jean-Alain Boumsong

14.- Entrada en la Wikipedia de Michael Jordan

15.- Entrada en la Wikipedia de John Urschel

16.- Entrada en la Wikipedia de Sergio Olmos

17.- Entrada en la Wikipedia de Virginia Wade

18.- David Richeson, Look who majored in mathematics, blog Division by zero, 2009.

Sobre el autor: Raúl Ibáñez es profesor del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaborador de la Cátedra de Cultura Científica

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *