La unidad de selección en la evolución y el origen del altruismo (13): El turno de David Wilson

Paul_Gauguin_030

David Sloan Wilson, a pesar de haber colaborado con Edward O Wilson en un trabajo anterior, no se quedó muy satisfecho con el artículo que había publicado éste con Martin Nowak y Corina Tarnita ni, probablemente, tampoco con The Social Conquest of Earth. Y por supuesto, menos satisfecho debía de estar aún con la crítica que había hecho Richard Dawkins del mismo. Eso es lo que se deduce de la lectura de un artículo que publicó en enero de este mismo año en la web This view of life.

Afirma que ambos, Richard Dawkins y Edward Wilson no han sido capaces de reconocer que la era del enfrentamiento “selección por parentesco vs. selección de grupo” ya ha pasado. Pero que no deja de sorprenderle que 140 especialistas hayan opinado en contra de la posición de Wilson y ninguno lo haya hecho en contra de las ideas pasadas de moda de Dawkins sobre selección de grupo. Le acusa, además, de invocar el principio de autoridad, y responde uno por uno a sus argumentos contra la selección de grupo. Es especialmente duro con la insidia lanzada por Dawkins contra quienes no comparten sus puntos de vista diciendo de ellos que carecen de mente analítica. David Wilson le responde que considerar a quien discrepa débil mental lo descalifica como científico.

En su artículo termina su crítica afirmando que Dawkins está tan enfrascado en preservar sus puntos de vista sobre selección de grupo que su revisión del libro de Edward Wilson no describe la tesis principal del libro. Y quizás, uno de los puntos en los que más énfasis pone es que Dawkins acusa a sus adversarios intelectuales de cometer errores porque no acepta que puedan definirse los términos “evolución” y, sobre todo, “selección natural” de una forma que no sea la suya, pero que de ninguna forma hay que dar por válida o por la única válida. En cierto modo, lo que viene a decir David Wilson es que para no tener que aceptar las ideas de los demás, Dawkins se protege con argumentos que parten de unas definiciones prefijadas pero con las que otros especialistas están en desacuerdo.

El artículo en This view of life no ha sido la única publicación de David Sloan Wilson en relación con este tema. En el mismo mes de enero de este año salió publicado su último libro, Does altruism exist?. Se trata de un texto breve en el que, además, aborda otros asuntos aparte de la cuestión del origen evolutivo del altruismo.

En este libro defiende, en primer lugar, que el altruismo está íntimamente relacionado con la organización funcional de los grupos humanos. De hecho, sostiene que los grupos humanos han de ser considerados como “superorganismos” y que esa condición es posible gracias a ese rasgo. Pero afirma que debe diferenciarse el altruismo que se define por las consecuencias de los actos del que se define por la intención o sentimientos de los miembros del grupo, e insiste en que muchos comportamientos que no son considerados altruistas por los individuos sí forman parte, sin embargo, de la batería de rasgos prosociales. Son los comportamientos altruistas definidos por sus consecuencias los que, según este autor, habrían surgido por selección en el nivel de grupo. En este sentido, también insiste en la distinción entre causas inmediatas y causas últimas, señalando que en términos evolutivos, las que importan son las que causas últimas. Lo que busca con estas distinciones es explicar que hay autores que no aceptan que la selección en el nivel de grupo sea la que ha dado lugar al altruismo, entre otras cosas, por cómo definen el término altruismo, por la concepción que tienen de ese rasgo.

Enuncia una serie de principios sobre los que se basa la adecuación de la selección en varios niveles. Son los siguientes:

(1) la selección natural se basa en la aptitud relativa, no en la absoluta;

(2) favorecer a los demás es bueno para el grupo pero puede no serlo para uno mismo;

(3) la evolución de una organización funcional en el nivel de grupo no puede explicarse sobre la base de la actuación de la selección natural dentro del grupo;

(4) la organización funcional en el nivel de grupo evoluciona principalmente por selección natural entre grupos.

Y todo ello se resume en una muy conocida cita del artículo que publicó con Edward Wilson en 2007: “el egoísmo gana al altruismo dentro de los grupos, pero los grupos de altruistas ganan a los de individuos egoístas” y por esa razón los dos comportamientos, altruista y egoísta, aparecen de forma simultánea en las poblaciones humanas.

David Wilson sostiene que todos los intentos de explicar el altruismo mediante teorías tales como de aptitud inclusiva (o selección por parentesco), del gen egoísta o de juegos evolutiva lo único que hacen es convertir el altruismo en egoísmo. En cierto modo, lo que sugiere David Wilson es que no hay desacuerdo en los mecanismos, sino que los que atacan la teoría de la selección multinivel simplemente no quieren dejar de utilizar una terminología a la que se aferran de forma un tanto absurda.

Defiende, así mismo, que la especie humana es el resultado de la última gran transición evolutiva, que fue posible gracias a que nuestros ancestros fueron capaces de dotarse de mecanismos que suprimieron formas disruptivas de competición dentro del grupo, convirtiendo la selección entre grupos en la principal fuerza evolutiva. Remarca también la importancia de la coevolución genético-cultural a la que me referiré en la última anotación de esta serie.

En Does altruism exist? David Wilson aborda otros temas relacionados con el altruismo, recurriendo casi siempre a datos obtenidos en sus investigaciones. No carecen de interés, aunque no me hago eco de esos asuntos aquí pues quedan fuera de los objetivos de esta serie.

Referencias

David S Wilson (2015a): Richard Dawkins, Edward O. Wilson, And The Consensus Of The ManyThis View of Life (January 2015)

David S Wilson (2015b): Does altruism Exist?, Yale University Press

David S Wilson y Edward O Wilson (2007): Rethinking the Theoretical Foundation of Sociobiology Quarterly Review of Biology 82(4): 327-48

——————-

Esta serie está formada por los siguientes capítulos:

  1. En el comienzo fue Darwin
  2. La selección grupal de Wynne-Edwards
  3. La “doctrina” de Williams y el gen egoísta de Dawkins
  4. Los replicadores e interactores de Hull y los tres principios de Lewontin
  5. Mayr y Gould, dos evolucionistas frente al gen egoísta
  6. La crítica de Godfrey-Smith a la selección centrada en el gen
  7. La selección multinivel
  8. Selección de parentesco y altruismo recíproco
  9. Algunas propuestas unificadoras
  10. La selección de grupo
  11. La conquista social de la Tierra
  12. Dawkins y Pinker responden a Edward Wilson
  13. El turno de David Wilson
  14. El papel de la coevolución genético-cultural

————————-

Sobre el autor: Juan Ignacio Pérez (@Uhandrea) es catedrático de Fisiología y coordinador de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU

11 Comentarios

Deja un comentario

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>