El Hotel de Hilbert cuántico

#próxima

Venetian_Las_Vegas,_NV

Este texto es una colaboración del Cuaderno de Cultura Científica con Next

El Hotel de Hilbert es una famosa paradoja matemática acerca de un hotel imaginario con un número infinito de habitaciones. Incluso cuando está completamente lleno se pueden conseguir habitaciones para nuevos huéspedes simplemente con un cambio coordinado de habitaciones. Raúl Ibáñez lo cuenta muy bien en este vídeo:

Como es lógico este hotel no aparecerá en ninguna guía turística, pero los niveles cuánticos en un sistema cuántico se pueden asemejar mucho a las habitaciones del Hotel de Hilbert. Tanto es así que unos investigadores han conseguido usando los distintos modos ópticos de un rayo láser realizar una operación de “cambio de habitaciones” que crea un “sitio libre” simplemente transformando un estado cuántico en otro.

En 1924 el matemático David Hilbert subrayaba la naturaleza contraintuitiva del infinito con una historia acerca de un hotel con un número infinito de habitaciones individuales, esto es, cada una podía ser ocupada por una sola persona. Si llegaba un nuevo huésped el gerente del hotel podía encontrarle alojamiento en la habitación 1 simplemente desplazando a todos los huéspedes ya alojados a la habitación con un número inmediatamente siguiente a la suya: el ocupante de la habitación 1 pasaba a la 2, el de la 2 a la 3, el de la 54 a la 55 y, en general, el de la n pasaba a la n+1, es decir, n => n+1. Si llegaban un número infinito de nuevos huéspedes bastaba con dejar libres todas las habitaciones impares, con lo que el huésped de la habitación n pasaba a alojarse en la 2n, o sea, n => 2n .

medium

No hace mucho un grupo de investigadores demostraba que se podía realizar la operación n => n+1 en un sistema cuántico con un número ilimitado de niveles de energía. El mismo grupo, encabezado por Václav Potoček , de la Universidad de Glasgow (Reino Unido), ha conseguido ahora la n => 2n empleando un rayo láser con una “habitaciones” llamadas modos de momento angular orbital (cuya representación gráfica tiene forma de pétalos). Los investigadores encontraron un procedimiento para cambiar el estado de la habitación n por el de la habitación 3n (el procedimiento también funciona si se usan otros multiplicadores, como el 2).

Y esto, ¿para qué sirve? Cuando tenemos que enviar muchas informaciones distintas a través de un solo cable o una fibra óptica es necesario recurrir a alguna manera de separar las distintas transmisiones. Esta operación con las habitaciones cuánticas puede ser útil para crear espaciados en las frecuencias entre los múltiples canales antes de combinarlos (multiplexarlos, como se conoce en la jerga) en una sola señal de comunicación.

Referencia:

Václav Potoček et al (2015) Quantum Hilbert Hotel Phys. Rev. Lett. DOI: 10.1103/PhysRevLett.115.160505

Sobre el autor: César Tomé López es divulgador científico y editor de Mapping Ignorance

1 comentario

  • Avatar de waisman

    Es un groso error comparar con el hotel de Hilbert, no es lo mismo no encontrar inductivamente limite a los niveles a que se traten de infinitos niveles matemáticamente, por lo tanto a lo sumo se trata de traslocar niveles sin saber si es infinito o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *