Con Maryam Mirzakhani como inspiración, hoy se celebra el «Día de las Mujeres Matemáticas»

Matemoción

Nos dijeron que no podíamos hacer matemáticas porque éramos mujeres. […] Hubo mucho desdén flagrante y manifiesto, pero también hubo un estímulo sutil. Había mucha gente que apreciaba los buenos estudiantes, hombres o mujeres, y yo era una muy buena estudiante. Me gustó hacer lo que se suponía que no debía hacer, fue una especie de rebelión legítima.

Karen Uhlenbeck (1942), Premio Abel 2019. Cita original en este enlace.

Hace dos años, el 12 de mayo de 2019, se celebró por primera vez el Día de las Mujeres Matemáticas, una iniciativa propuesta por el Comité de Mujeres y Matemáticas de la Sociedad Matemática Iraní durante el World Meeting for Women in Mathematics, un evento satélite del International Congress of Mathematicians 2018. La fecha se eligió en homenaje a la matemática iraní Maryam Mirzakhani (1977-2017), nacida un 12 de mayo, y única mujer en haber ganado una Medalla Fields.

En este día de celebración de las aportaciones de las mujeres matemáticas comparto una iniciativa creada por el equipo del Núcleo Milenio Modelos Estocásticos de Sistemas Complejos y Desordenados de la Universidad de Chile y la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Se trata de una serie de cuatro cuentos ilustrados –de momento, aunque su idea es continuar con al menos uno más dedicado a Sophie Germain–, pensados para edades comprendidas entre los 6 y los 10 años, y centrados en las figuras de cuatro mujeres matemáticas.

Al final de cada cuento se añade un glosario que pretende aclarar los conceptos matemáticos y físicos que se citan en el texto, así como dar algunos datos sobre los científicos aludidos.

La extraordinaria Emmy Noether (2017)

Los dibujos son de la ilustradora Paloma Valdivia, y los textos de ella misma y del escritor y periodista Matías Celedón. El matemático Gregorio Moreno se ha encargado de revisar los contenidos científicos.

Además de las dificultades en su vida –fundamentalmente por ser mujer y judía en la Alemania de principios del siglo XX– el cuento repasa algunas de las aportaciones matemáticas de Emmy Noether (1882-1935).

El libro alude, por ejemplo, a su colaboración con los matemáticos David Hilbert y Felix Klein en problemas relacionados con la teoría de la relatividad de Albert Einstein. También se menciona que sus matemáticas, aunque abstractas, tuvieron repercusiones muy relevantes en física.

La ingeniosa Maryam Mirzakhani (2018)

Los dibujos son de la ilustradora Paloma Valdivia, los textos de ella misma y del escritor y periodista Matías Celedón, y el matemático Gregorio Moreno se ha ocupado de revisar los contenidos científicos.

La narración comienza cuando Maryam Mirzakhani (1977-2017) era una niña que leía con pasión y soñaba con ser escritora. Al principio no se le daban demasiado bien las matemáticas, pero gracias a una profesora que confío en ella y a su amiga Roya, se enamoró de esta materia.

El cuento alude a su trabajo en superficies hiperbólicas en los comienzos de su investigación, a su costumbre de ‘dibujar garabatos’ para centrarse en el problema en el que estaba pensando, y en los problemas de billares en los que también investigó. Por supuesto también se alude al galardón que recibió en 2014: la Medalla Fields, siendo Maryam la primera mujer en obtenerlo.

La incansable Olga Oleinik (2019)

Los dibujos son de las ilustradoras Magdalena Pérez y Paloma Valdivia y los textos de la profesora de literatura Mónica Bombal y el matemático Gregorio Moreno.

La narración comienza hablando de la situación de guerra en Ucrania, en el momento en el que nació Olga Arsenievna Oleinik (1925-2001). Cuando el ejército alemán invadió el lugar en el que vivía, la familia tuvo que huir para trasladarse a los Urales. También evacuaron a esa zona al Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Estatal de Moscú y así, de manera totalmente inesperada, Olga pudo estudiar con los más destacados científicos rusos.

En la época de la Guerra Fría, ya en Moscú, pudo completar su tesis doctoral sobre ecuaciones en derivadas parciales: su director fue Ivan Georgevic Petrovsky.

Escribió más de 350 artículos de investigación y tutorizó más de 50 tesis doctorales, además de colaborar con científicas y científicos de otros muchos países.

La rebelde Sofya Kovalevskaya (2020)

Los dibujos son de la ilustradora Magdalena Pérez y los textos de la profesora de literatura Mónica Bombal y el matemático Gregorio Moreno.

El texto comienza comentando el entorno familiar de Sofia Kovalevskaya (1850-1891) y las influencias que tuvo de sus antepasados a través de sus diferentes pasiones.

Un amigo de su padre descubrió sus enorme capacidad e intuición para las matemáticas, aunque en Rusia no tenía posibilidad de estudiar. Gracias a su matrimonio de conveniencia con Vladimir Kovalevski, Sofía pudo salir de su país. Se puso en contacto con Karl Weierstrass quien, tras ponerla a prueba y comprobar su brillantez, se convirtió en su mentor y la ayudó a conseguir un doctorado en Matemáticas en la Universidad de Gotinga.

Tras conseguir un contrato en la Universidad de Estocolmo gracias a la ayuda del matemático Gösta Mittag-Leffler –aunque tuvo que trabajar sin salario durante un año–, Sofía ganó el Premio Bordin de la Académie des sciencies de Francia por un trabajo sobre la rotación de sólidos alrededor de un punto fijo.

Bonus

Aunque la matemática iraní Maryam Mirzakhani inspiró la celebración del Día de las Mujeres Matemáticas, la enfermera y estadística Florence Nightingale (1820-1910) también nació tal día como hoy, hace 201 años.

Referencias

Sobre la autora: Marta Macho Stadler es profesora de Topología en el Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU, y colaboradora asidua en ZTFNews, el blog de la Facultad de Ciencia y Tecnología de esta universidad

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *