Cecily Tanner, la desconocida matemática de la familia Young

Matemoción

Desde la infancia sufrió problemas de audición, que se hicieron más graves con los años y restringieron sus contactos fuera de su familia, aunque aprendió a leer los labios y tuvo muchos amigos, especialmente entre sus compañeros matemáticos.

Bernhard Neumann

Young
Cecily Young (situada a la izquierda, en segunda fila) en el Congreso Internacional de Matemáticos de Zúrich de 1932. Imagen: Wikimedia Commons.

Rosalind Cecilia Hildegard (Cecily) Young nació el 15 de febrero de 1900 en Gotinga (Alemania). Era una de las seis hijas e hijos de los matemáticos británicos William Henry Young y Grace Emily Chisholm.

Aprendiendo matemáticas al estilo Young

La madre de Cecily, Grace Chisholm Young (1868-1944), trabajó en Gotinga bajo la tutela de Felix Klein. Se doctoró en 1895 con una tesis sobre grupos algebraicos en trigonometría esférica. Y tuvo que regresar a Inglaterra, su país natal, para cuidar de sus padres de avanzada edad. Grace se casó en junio de 1986 con William Henry Young (1863-1942) que había sido su tutor durante un trimestre en Cambridge.

En 1897, Felix Klein llegó a Cambridge para recibir un título honorífico y animó al matrimonio a viajar a Gotinga para proseguir sus investigaciones. El primer hijo de Grace y William (Francis) nació en junio de 1897. Y, en septiembre, desanimados por la manera en la que se orientaba la enseñanza en su país, los Young se desplazaron a Gotinga, aceptando la invitación de Klein. En septiembre de 1899 nació Cecily. Los otros cuatro hijos del matrimonio también nacieron en Gotinga: Janet Dorothea Ernestine (1901), Helen Marian Kinnear (1903), Laurence (1904, que también se dedicó con éxito a las matemáticas) y Patrick (1908).

En 1905 Grace y William publicaron el libro First book of geometry, que Godfrey Harold Hardy describía de este modo en el obituario de Young:

El libro es un auténtico «libro para niños» de un tipo muy interesante y original. La idea central es que se debe motivar a los niños a pensar en objetos geométricos en tres dimensiones, a pensar en un plano, por ejemplo, como un límite de un sólido, y en una recta como una intersección de dos planos, o como un pliegue en uno de ellos. No soy una autoridad en esta materia, pero debería haber pensado que la idea era sensata, y que un libro basado en ella debería ser más concreto y más estimulante, para la mayoría de los estudiantes, que los del patrón más convencional y abstracto. Los autores, sin embargo, estaban pidiendo demasiado a los profesores ingleses. Parecía que no podían, o no querían, doblar el papel, y el libro no tuvo éxito en Inglaterra. Tuvo mucho más éxito en el extranjero, ha sido traducido al alemán, italiano, húngaro y sueco, y utilizado con éxito en las escuelas alemanas.

Con estas ideas como guía, Grace y William iniciaron a sus hijas e hijos en el aprendizaje de las matemáticas. Grace escribió otros dos libros infantiles para interesar a su prole por la ciencia: Bimbo (1906) y Bimbo and the Frogs (1907); Bimbo era el nombre familiar de su hijo mayor, Frank.

Traductora, investigadora e historiadora

En 1908 la gran familia se mudó a Ginebra. La mayor parte del tiempo Young estaba lejos de casa, ocupando diferentes puestos docentes y de gestión en Gran Bretaña. Así, Grace se ocupaba de educar a sus hijas e hijos ella sola.

La familia se mudó a Lausana en 1915. Tras completar sus últimos años de educación secundaria, en 1917, Cecily ingresó en la Universidad de Lausana. En ese momento, Young fue nombrado profesor de matemáticas puras en Aberystwyth (Gales). Aunque matriculada en Lausana, durante gran parte de los cuatro años de estudio para completar su licenciatura, Cecily permaneció en Aberystwyth trabajando como ayudante no oficial de su padre.

Edward Collingwood formaba parte del personal de Aberystwyth. Entre 1921 y 1924 Cecily le ayudó a traducir las conferencias del matemático francés Georges Valiron que se publicaron bajo el título de Lectures on the General Theory of Integral Functions. El prefacio del libro fue escrito por William Young, pero fue el único Young que apareció en el libro, ya que la colaboración de Cecily fue invisibilizada.

Finalmente, en 1925, Cecily recibió su Licence ès sciences (mathématique et physique) en Lausana. En ese año también escribió su primer artículo, Les fonctions monotones et l’intégration dans l’espace à n dimensions, que se publicó en la revista L’Enseignement Mathématique.

Se matriculó entonces en el Girton College para realizar su doctorado. Su madre también había estudiado en esta universidad para mujeres. Su director de tesis fue el matemático Ernest William Hobson y, bajo su tutela, Cecily defendió la memoria Foundations For The Generalisation Of The Theory Of Stieltjes’ Integration And Of The Theory Of Length, Area And Volume. An N-Dimensional Treatment en 1929 y publicó algunos artículos relacionados con su trabajo de doctorado entre 1928 y 1932.

Además de traducir textos franceses al inglés, Cecily también tradujo textos del alemán al inglés, como un libro de Konrad Knopp que fue publicado en inglés en 1928 bajo el título de Theory and Application of Infinite Series.

En 1932, la beca del Girton College con la que sobrevivía finalizó y durante un año no pudo encontrar otro puesto. Finalmente, en 1933, ingresó en el Imperial College of Science and Technology de la Universidad de Londres, donde pasó el resto de su carrera. Sus últimas publicaciones sobre temas cercanos a su tesis fueron dos artículos en 1936. Después de esto, se dedicó de lleno a la historia de las matemáticas y a la educación matemática. Se interesó, en particular, por la difusión de los trabajos del matemático Thomas Harriot, el creador de algunas notaciones matemáticas como los símbolos > (mayor que) y < (menor que).

En 1953, Cecily se casó con Bernard William Tanner, un ingeniero de 72 años que falleció un año más tarde.

Cecily Tanner heredó de su madre y de su padre su amor por las matemáticas. Desde pequeña, gracias a ellos, aprendió esta materia de una manera sugerente. Trabajó con su padre en sus comienzos, pero admiró de especial manera a su madre:

[…] Mi padre tenía ideas y una amplia comprensión de los temas, pero por naturaleza era indeciso; su mente funcionaba solo cuando era estimulada por las reacciones de una audiencia comprensiva. Mi madre tenía decisión, iniciativa y la fortaleza para llevar un proyecto hasta su conclusión. Su habilidad para comprender y responder, y su placer en ejercer esta habilidad la llevaron naturalmente a la posición que ocupó de manera tan única. Si ella no hubiera tenido esa habilidad, el genio de mi padre probablemente habría sido frustrado, y no habría eclipsado el de mi madre y el nombre que ya se había hecho por sí misma.

Su sobrina Sylvia Wiegand (1945), hija de su hermano Laurence, es también matemática, especializada en álgebra conmutativa.

Referencias

Sobre la autora: Marta Macho Stadler es profesora de Topología en el Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU, y colaboradora asidua en ZTFNews, el blog de la Facultad de Ciencia y Tecnología de esta universidad

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.