El impacto del papel couché en la ciencia, por Anxo Sánchez

Hemeroteca

Science-magazine-11

El mes pasado, en una entrevista publicada en Materia, decía el químico Avelino Corma: “A los científicos se nos está continuamente evaluando y eso la sociedad no lo sabe. (…) tenemos más exámenes que los políticos.” Y me parece perfecto que se nos evalúe, faltaría más, para eso vivimos del erario público (lo que no sé es porque no se evalúa a otros, pero eso es otro asunto). El problema surge cuando la evaluación es capaz de distorsionar la actividad científica, como voy a describir a continuación.

¿Cómo se evalúa el trabajo de un científico? Cuando hablamos de investigación, hay que ir a los resultados de la misma, y eso, típicamente, se traduce en analizar las publicaciones del investigador, si su trabajo tiene un corte más teórico, o sus patentes, si es más aplicado (o ambas, si el evaluado es muy bueno). Cómo yo soy un teórico, y no sé mucho de patentes y no tengo ninguna, voy a hablar de las publicaciones.

[Seguir leyendo en Nada es Gratis]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *