Zientziateka: El temor en los tiempos del ébola

Evento

Virus del ébola

La epidemia de ébola en África nos causa un gran temor por su agresividad y alta mortalidad. Nos queda la sensación de que la comunidad internacional no es capaz de contener la propagación de una enfermedad para la que no existe un tratamiento específico. El ébola, como otras muchas enfermedades, es el reflejo de los desequilibrios existentes en nuestro planeta. Para su contención es imprescindible un conocimiento básico de qué es el ébola, dónde habita el virus que lo provoca, cómo se transmite, cuáles son sus síntomas más característicos y las pruebas que permiten su diagnóstico. Es importante situar en un contexto adecuado la importancia de esta enfermedad y la utilidad y los problemas éticos de los tratamientos y vacunas experimentales que podrían prevenirla.

Guillermo Quindós, catedrático de Microbiología en la UPV/EHU, ofrecerá una charla-coloquio titulada ‘El temor en los tiempos del ébola’ el 15 de octubre, miércoles, a las 19:00 en AlhóndigaBilbao. La Zientziateka es una iniciativa que organizan mensualmente la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU y AlhóndigaBilbao para divulgar asuntos científicos de actualidad.

Las entradas deben recogerse en el punto de información de AlhóndigaBilbao. La entrada es libre hasta completar el aforo.

NOTA: Debido a la gran demanda de entradas, la charla se llevará a cabo en el Auditorio de AlhóndigaBilbao (planta -1), no en la sala Bastida como habíamos anunciado.

Zientziateka: El temor en los tiempos del ébola

19:0020:30
Alhóndiga, Auditorio, planta -1
Plaza Arriquibar 4, Bilbao

1 comentario

  • Avatar de JULIO FABIAN BASOALTO SAN JUAN

    Recomendaciones, primero aislar el territorio, cerrar fronteras, separar a la comunidad sana pero que quede en cuarentena ya que ha habido casos en los cuales no tenían los síntomas (EEUU) y hay mas de tres casos de fallecidos en la periferia del epicentro. Lamentablemente el «ebola» actúa sin compasión y no discrimina, hay que tomar medidas a la altura de las circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *