La tipografía de los números (1)

La tipografía es una parte fundamental en el proceso de comunicación, ya sea en textos escritos como periódicos, revistas o libros, así como en publicidad, marketing, diseño o arte. No solamente es importante el mensaje, el texto, que se quiere comunicar, sino que también la fuente tipográfica utilizada, la forma de las letras, los números y los signos, la separación y relación entre ellas, su posición dentro del espacio de impresión, su tamaño, su grosor o su color.

La tipografía acompaña al texto facilitando su lectura y máxima comprensión, pero también tiene como objetivo crear belleza (es un arte), transmitir una serie de sensaciones a la persona que lo mira, por ejemplo, atraer su atención, animarle a leer el texto o generar en ella un estado de ánimo, e incluso, puede aportar información extra al texto que moldea, como qué tipo de documento es, institucional, informal, juvenil, informativo, publicitario, científico, artístico, político, personal, etcétera, o relacionarlo con otros textos, quizás históricos, que han hecho uso de esa misma tipografía, e incluso puede definir, o reforzar, la imagen corporativa de una empresa o entidad.

Dos anuncios publicitarios, uno del suplemento BrandWagon del periódico The Financial Express y otro de la Radio 2 de CBC – Canadian Broadcasting Corporation

Dos anuncios publicitarios, uno del suplemento BrandWagon del periódico The Financial Express y otro de la Radio 2 de CBC – Canadian Broadcasting Corporation

Si miramos a nuestro alrededor, a los elementos presentes en nuestra vida cotidiana, descubriremos que existen miles de fuentes tipográficas distintas. Más aún, desde la inclusión de la informática, y especialmente, de los programas de edición de textos, la mayoría de las personas estamos acostumbradas a utilizar fuentes distintas en nuestros textos y conferencias, como Arial, Bookman Old Style, Calibri, Century, Garamond, Gill Sans, Helvetica o Times New Roman, por citar algunas muy conocidas.

Y por supuesto, toda esta riqueza tipográfica también está presente cuando nos referimos a los números, para los cuales todo lo anterior es también válido.

Imágenes de la exposición Zenbakiak gure hirietan / Las números en nuestras ciudades (2007), del fotógrafo Axi Olano

Imágenes de la exposición Zenbakiak gure hirietan / Las números en nuestras ciudades (2007), del fotógrafo Axi Olano

En esta entrada de la sección Matemoción del Cuaderno de Cultura Científica vamos a ver cómo se representan los números en algunas tipografías. Aprovecharemos para escribir sobre algunas fuentes tipográficas clásicas, tipógrafos importantes, los elementos que definen cada tipo, o la clasificación de los diferentes tipos.

Para empezar este recorrido vamos a tomar la que quizás sea la fuente tipográfica más conocida y usada hoy en día, por ejemplo, es la fuente utilizada por defecto en los ordenadores de Microsoft y Appel, la fuente Times New Roman.

La fuente Times New Roman en los estilos regular, itálica, negrita e itálica negrita

La fuente Times New Roman en los estilos regular, itálica, negrita e itálica negrita

Times New Roman es una fuente de tipo serif, es decir, con remates en los extremos de las líneas de los caracteres tipográficos (asta, brazo, pierna y cola) que no son indispensables para definir a estos, sino pequeños adornos, perteneciente al grupo de fuentes “de transición”, denominado así por ser un estilo entre las fuentes romanas antiguas y modernas. Las fuentes romanas se inspiran en la caligrafía humanista italiana del siglo XV y las inscripciones lapidarias romanas, son fuentes regulares y bien proporcionadas, con contraste entre sus elementos rectos y curvos, con remates y que destacan por su gran legibilidad. Son tipos romanos los grupos de fuentes humanistas, garaldas, ambas romanas antiguas, “de transición”, didonas y egipcias. Aunque los remates del tipo que estamos considerando, Times New Roman, son muy ligeros, como podemos apreciar en la imagen anterior.

Se diseñó originalmente para el periódico británico TIMES. Tras las críticas del tipógrafo Stanley Morison (1889-1967), consultor tanto de dicho periódico, como de la empresa tipográfica Monotype, al periódico británico por la pobreza de su impresión y su tipografía anticuada, TIMES encargó realizar una nueva tipografía que fuera fácil de leer. Morison, quien dirigió el nuevo diseño, tomó como base para el nuevo tipo una fuente antigua, Plantin, utilizada por los impresores holandeses en el siglo XVI. El diseño de la Times New Roman fue dibujada por el artista, del departamento de publicidad de TIMES, Victor Lardent, y finalizada por el equipo de Monotype.

El 3 de octubre de 1932 el periódico TIMES fue impreso por primera vez con la fuente Times New Roman. El periódico utilizó esta fuente durante 40 años, y después ha utilizado otras fuentes que basadas en la anterior, por ejemplo, Times Europa o Times Moderna.

Primera plana del periódico TIMES del 3 de octubre de 1932 –abajo- y de una fecha anterior –arriba-

Primera plana del periódico TIMES del 3 de octubre de 1932 –abajo- y de una fecha anterior –arriba-

A pesar del papel realizado por la empresa Monotype, para la que trabajaba Stanley Morison, en el diseño de la nueva fuente, esta fue comercializada tanto por la empresa Monotype (como Times New Roman), como por su rival Linotype (como Times Roman), siendo la diferencia entre ambas fuentes mínima. La empresa Linotype autorizó su uso a Xerox e IBM, luego a Adobe y Apple, mientras que la versión de Microsoft era la de Monotype. Además, esta fuente se convirtió rápidamente popular para la impresión de libros.

Otra fuente de tipo serif, pero con mayores remates que la Times New Roman, es la Clarendon, que se hizo rápidamente popular en carteles, rótulos, logotipos y textos en los que se requiriera dar cierto énfasis, por su claridad y robustez.

Muestra del tipo Clarendon, que incluye letras, números y otros signos, con diferentes estilos

Muestra del tipo Clarendon, que incluye letras, números y otros signos, con diferentes estilos

Este tipo pertenece al grupo de fuentes “egipcias”. Las tipografías egipcias se distinguen por tener gruesos remates, normalmente cuadrangulares, ya sea con enlace suave o duro, así como por su uniformidad, es decir, por tener poco o nulo contraste entre sus palos. Así mismo, se distinguen por su legibilidad, lo que las hace propicias para su uso publicitario (carteles, rótulos, títulos o logotipos).

Algunos ejemplos del uso de la fuente Clarendon en logotipos –El País, Sony, Rolex, Wells Fargo, etc-, carteles publicitarios, carátulas de discos, portadas de libros, carteles de cine, señales de tráfico o calendarios

Algunos ejemplos del uso de la fuente Clarendon en logotipos –El País, Sony, Rolex, Wells Fargo, etc-, carteles publicitarios, carátulas de discos, portadas de libros, carteles de cine, señales de tráfico o calendarios

La fuente Clarendon fue originalmente creada en 1845 por el tipógrafo inglés Robert Besley (1794-1876) para la compañía Thorowgood and Besley (también conocida como Fann Street Foundry). Su nombre le viene de la editorial Clarendon Press de Oxford. Este tipo rápidamente tuvo mucho éxito y fue copiada por muchas otras empresas dedicadas al diseño de fuentes tipográficas (Monotype, Linotype, American Type Founders,…). De hecho, la fuente que hoy en día se conoce simplemente como Clarendon, es la diseñada por Hermann Eidenbenz en 1953 para Linotype, a partir de la Clarendon de Besley.

En consecuencia, la fuente Clarendon, al igual que ocurre con muchas otras fuentes, en especial aquellas fuentes más antiguas y con más éxito, no es solo una fuente, sino toda una familia de fuentes que surgieron a partir de la original de Besley. A continuación, mostramos las diez cifras básicas en diferentes fuentes de la familia Clarendon: Clarendon (de Linotype), Clarendon Monotype (de Monotype), Clarendon LT (de Linotype), muy similar a la primera, Clarendon CG (de Monotype), Clarendon Wide (de Canada Type), Clarendon BT Roman (de Bitstream) y Clarendon 618 (de Wooden Type Foundry). Y existen algunas más, además de que cada fuente tiene diferentes estilos (regular, itálica, negrita, extranegrita, etc).

Las diez cifras básicas en diferentes versiones de la fuente Clarendon

Las diez cifras básicas en diferentes versiones de la fuente Clarendon

También los números de la familia de fuentes Clarendon son utilizados en la vida cotidiana, en ejemplos similares a los ya descritos, para carteles, calendarios, señales de tráfico, publicaciones (libros, revistas o periódicos), carteles de cine, pero también en otros elementos cotidianos, como relojes, camisetas de algún deporte, por ejemplo, en el fútbol americano, también en los campos de este deporte, en los números de los portales de las calles de pueblos y ciudades, en sellos, pero incluso en la obra de algunos artistas, como por ejemplo, Charles Demuth o Robert Indiana (véase mi anterior entrada Matemática pop).

Algunos ejemplos del uso de la fuente Clarendon para números

Algunos ejemplos del uso de la fuente Clarendon para números

Los tipos Times New Roman y Clarendon son solamente dos ejemplos de las muchas fuentes de tipo serif, es decir, con remate, que existen. En la siguiente imagen se muestran los numerales de diferentes fuentes con remates. La Baskerville es un tipo de letra “de transición”, diseñada en 1757 por el impresor y diseñador de tipos inglés John Baskerville (1706-1775), cuyo contraste entre los trazos finos y gruesos fue toda una revolución y que se ha convertido en un clásico de la tipografía. La fuente Bodoni fue diseñada por el tipógrafo y grabador italiano Giambattista Bodoni (1740-1813) y pertenece al grupo de fuentes Didone, que se caracterizan por su fuerte contraste entre trazos gruesos y finos, así como por la inclinación del eje de las letras que es vertical, además el tipo Bodoni destaca por sus formas “puras y pulcras”. El tipo Century Schoolbook también es una fuente Didone, perteneciente a la familia Century, diseñada por el gran diseñador de fuentes norteamericano Linn Boyd Benton (1872-1948) para su uso en la revista Century Magazine, con el objetivo de dotar a esta de una fuente sólida y legible. La fuente Footlight es un tipo moderno, diseñado en 1985 por Ong Chong Wah para Monotype y utilizado por Microsoft.

Imagen 9

Las diez cifras básicas de las fuentes de tipo serif Baskerville, Bodoni, Century Schoolbook, Footlight, latino Elongated, ITC Oldrichium y Tiffany

Latino Elongated es una fuente romana moderna, de 1988, cuyo diseño es bastante curioso, que tiene remates cuneiformes, y que conviene utilizarla en tamaños grandes para poder apreciar su belleza y fuerza. ITC Oldrichium es una fuente moderna, diseñada por George Everet Thompson en 2001 para ITC (International Typeface Corp.), inspirada en la escritura caligráfica con pluma y en las fuentes checas del diseñador Oldrich Menhart, muy impactante en grandes tamaños. Tiffany es una fuente con mucho carácter diseñada en 1974 por el diseñador de tipos neoyorquino Edward Benguiat, para ITC, cuyos números son impresionantes.

Por otra parte, las fuentes que no tienen remates al final de las líneas de sus caracteres tipográficos son denominadas sans serif, “sin remates” o fuentes de palo seco. Estos tipos, que carecen de adornos en los extremos de los palos, presentan una imagen sencilla y con más fuerza, aunque se suele decir que son tipos menos fáciles de leer (estudios recientes ponen en duda esta idea). En la tipografía en internet suelen predominar las fuentes de palo seco, debido a que la baja resolución no permite ver bien los remates.

Una fuente de tipo palo con mucha fuerza, que rápidamente se hizo popular y lo sigue siendo es la Futura. Esta es una fuente sans serif geométrica, las cuales son fuentes basadas en formas geométricas minimalistas, como la circunferencia, el cuadrado o el triángulo, que se convirtió en un emblema en tipografía de la modernidad racionalista. El diseño de la fuente Futura, realizado por el tipógrafo alemán Paul Renner (1878-1956) en 1927, refleja las ideas del movimiento constructivista, así como del estilo de diseño Bauhaus.

La fuente Futura, diseñada por Paul Renner en 1927

La fuente Futura, diseñada por Paul Renner en 1927

Como comentábamos, esta es una fuente, bueno toda una familia de fuentes (Futura, Futura Maxi, Futura Display, Futura Black, Futura Condensed –las fuentes condensadas tienen caracteres estrechos-, Futura Plus, Futura BT, Futura Classic, y un largo etcétera), muy popular, que por ejemplo se utiliza mucho para el diseño de logotipos de conocidas marcas comerciales, en algunos de los casos incluso el tipo de letra para las comunicaciones y anuncios de las mismas, como Calvin Klein, Louis Vuitton, Volkswagen, Swissair, IKEA, Absolut Vodka, Domino’s Pizza, Red Bull, Crayola, HP, Supreme o Shell. También nos encontramos mucho esta tipografía en las industrias cinematográfica y televisiva. Es utilizada en los carteles de muchas películas, como American Beauty, V de Vendetta, Watchmen, Gravity, La red social, 2001, Una odisea del espacio, Señoras y Criadas, Resacón en Las Vegas, La vida de Pi, o Cosmopolis, y era la tipografía preferida del cineasta Stanley Kubrick, y también lo es de Wes Anderson. Obviamente, también es utilizada en series de TV como UTOPIA, Nip/Tuck, Victorious, 90210, Criadas y malvadas, o los teleñecos. En general, se utiliza en las carátulas, logos y carteles de algunos grupos de música como Maroon 5, Vampire Weekend, Two Door Cinema Club o Alice Cooper, en carátulas de videojuegos, en publicidad, en libros, revistas y periódicos, o en objetos cotidianos.

Posters de algunas películas que utilizan alguna de las fuentes de la familia Futura

Posters de algunas películas que utilizan alguna de las fuentes de la familia Futura

Como anécdota contaremos que la Futura es la tipografía que utilizó la NASA para la placa conmemorativa que se puso en la Luna en julio de 1969, y cuyo texto era “HERE MEN FROM THE PLANET EARTH FIRST SET FOOT UPON THE MOON, JULY 1969, WE CAN IN PEACE FOR ALL MANKIND”.

Se puede apreciar que el diseño geométrico que realizó Paul Renner, también para los números, está basado fundamentalmente en la circunferencia, que podemos descubrir, entera o en parte, en los números 2, 3, 5, 6, 8 y 9, pero también en el uso de ángulos agudos. La fuerza y sencillez de los números, los ha convertido en muy populares también, y sin que nos demos cuenta aparecen en nuestra vida cotidiana, en todo tipo de objetos y publicaciones.

Algunos ejemplos del uso de los numerales de la fuente Futura

Algunos ejemplos del uso de los numerales de la fuente Futura

Una fuente muy popular y versátil, que puede utilizarse en todo tipo de situaciones e ideal para su uso cotidiano es la fuente Helvética. Es la tercera gran tipografía del siglo XX, junto a la Futura y la Times New Roman. La Helvética fue diseñada por el tipógrafo suizo Max Miedinger (1910-1980) en 1957, tomando como base la Akzidenz Grotesk. Este tipo pertenece a la filosofía racionalista suiza en el diseño tipográfico, que aplica criterios científicos, y matemáticos, en el diseño gráfico, muy influenciada por la Bauhaus. Esta fuente de palo seco neogrotesca ofrecía una imagen de modernidad que la convertiría en la fuente más utilizada e influyente de los años 1950, 1960 y 1970. En la década de los años 1980 se realizó una importante revisión dando lugar a la Helvética Neue. Entre sus virtudes, según la revista International Design, están “calidad, audacia, ubicuidad, personalidad, precisión, legibilidad, regularidad, claridad, modernidad y calidez”. Y otra de las fuentes más populares y conocidas, la Arial, es muy parecida a la Helvética.

Imagen del cartel del documental sobre la tipografía Helvética

Imagen del cartel del documental sobre la tipografía Helvética

Ejemplos de utilización de la fuente Helvética

Ejemplos de utilización de la fuente Helvética

Pero las fuentes Futura y Helvética, aunque muy importantes y populares, no son las únicas fuentes de palo seco, existen muchísimas otras. En la siguiente imagen mostramos los numerales de algunas tipografías sin remates. La fuente de palo seco Agency Gothic fue originalmente diseñada por uno de los más grandes diseñadores de tipos, el norteamericano Morris Fuller Benton (1872-1948), en 1932, en la empresa ATF-American Type Founders. Como podemos apreciar a través de las diez cifras básicas de la imagen, es una fuente muy cuadrada. En 1990 fue rediseñada por David Berlow para la agencia FB – Font Bureau, por las grandes posibilidades que ofrecía. La fuente Armada es también cuadrada, aunque con las partes superiores e inferiores de los caracteres curvadas. Esta familia fue desarrollada para FB por Tobias Frere-Jones entre 1987 y 1994, inspirada en la geometría arquitectónica de los paisajes urbanos americanos de hierro y ladrillo del siglo XIX. Se recomienda su uso para revistas y para en la imagen corporativa de empresas. Otra fuente desarrollada por Morris Fuller Benton, entre los años 1903-1912, es la Franklin Gothic, perteneciente a la familia de las sans serif grotescas (denominadas así en Europa, mientras que se denominan góticas en America), que tienen el trazo homogéneo. La fuente Franklin Gothic, que se desarrollo inicialmente solo en los estilos negrita, negrita extra y negrita condensada, es un tipo ya clásico y muy popular, que se usa mucho en periódicos, carteles y publicidad. Bodega Sans es una fuente condensada con mucho carisma y un aire nostálgico, cuyo diseño geométrico, de 1990, está inspirado en el Art Decó. Se recomienda su uso en periódicos, revistas, libros, páginas web y para la imagen corporativa de empresas.

Las diez cifras básicas de las fuentes de tipo sans serif Agency FB, Armada, Franklin Gothic, Bodega Sans, Gill Sans, Kouros y Univers 55

Las diez cifras básicas de las fuentes de tipo sans serif Agency FB, Armada, Franklin Gothic, Bodega Sans, Gill Sans, Kouros y Univers 55

La siguiente fuente es una de las obras maestras del diseño de fuentes del siglo XX, la Gill Sans, que sigue siendo uno de los tipos de referencia, que se continua utilizando a pesar de que su diseño, del tipógrafo, escultor y artista gráfico Eric Gill (1882-1940), es de finales de los años 1920. Esta fuente fue desarrollada por la empresa Monotype para hacer frente a la popular Futura, y se parece mucho a la Johnston Underground (diseñada para el metro de Londres). Entre las empresas y entidades que utilizan esta fuente están el Gobierno de España y la Administración General del Estado, Ayuntamiento de Madrid, Televisión Española, Euskal Irrati Telebista, BBC, Sogecable, Save the children, Wikimedia, Cepsa, Phillips, Saab, Euskotren, Kutxa o Telefónica, por citar algunas. Si queremos utilizar una tipografía que nos recuerde a Grecia, por ejemplo, la cartelería y publicidad de un restaurante griego, nuestra fuente será la moderna (2003) Kouros. Esta fuente no se utiliza para textos pequeños, sino para titulares, en un cierto tamaño. Como podemos observar sus numerales no están alineados, se disponen en diferentes alturas. Otro de los mayores éxitos tipográficos del siglo XX fue el tipo de palo seco neogrotesco Univers desarrollada por el tipógrafo suizo Adrian Frutiger (1928-2015) en 1957. El tipógrafo desarrolló un sistema de numeración para clasificar a los miembros de la familia de fuentes Univers, que tuviera en cuenta el peso, el ancho y la forma de cada tipo. Así, la Univers 55 que aparece en la imagen es de grosor normal y redonda, mientras que la Univers 46 es fina y cursiva, o la Univers 75 es negrita y romana.

La tipografía juegas un papel muy interesante en el arte del siglo XX, y seguramente lo seguirá jugando en el del siglo XXI, por este motivo vamos a terminar esta primera parte dedicada a la tipografía de los números, con dos obras de un artista abstracto, László Moholy-Nagy, una de ellas con tipografía serif y otra sans serif.

Gran pintura del ferrocarril (1920-21) y La gran rueda (1920-21), de László Moholy-Nagy

Gran pintura del ferrocarril (1920-21) y La gran rueda (1920-21), de László Moholy-Nagy

En el primer cuadro aparecen las letras E y R, así como el número 151, en una fuente tipográfica del grupo de las Didone (como la Bodoni que hemos visto) y en la segunda obra tenemos varios números 5, así como las letras N y M, en una fuente de palo seco.

Bibliografía

1.- Lewis Blackwell, La tipografía del siglo XX, Gustavo Gili, 1993.

2.- Bob Gordon (editor), Graham Davis, Robin Dodd, Keith Martin (textos), 1000 fuentes tipográficas, Gustavo Gili, 2009.

3.- Raúl Ibáñez, Los números preferidos del artista (conferencia), Un paseo por la geometría, UPV/EHU, 2012. Texto de la conferencia en divulgamat [PDF]

4.- Enric Satué, Arte en la tipografía y tipografía en el arte, Siruela, 2007.

5.- Fonts in use

6.- Font meme

7.- Red bubble

8.- My fonts

Sobre el autor: Raúl Ibáñez es profesor del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaborador de la Cátedra de Cultura Científica

4 Comentarios

Deja un comentario

La tipografía de los números (1)

[…] La tipografía de los números (1)   […]

M. RomeraM. Romera

Las tipografías son a la palabra escrita como los tonos de voz a la palabra hablada.
ilustracionmedica.wordpress.com/…tipografica/

La tipografía de los números (1) ...

[…] La tipografía es una parte fundamental en el proceso de comunicación, ya sea en textos escritos como periódicos, revistas o libros, así como en publicidad, marketing, diseño o arte. No solamente es importante el mensaje, el texto, que se…  […]

La tipografía de los números (2) | Matemoción | Cuaderno de Cultura Científica

[…] mi anterior entrada del Cuaderno de Cultura Científica, dedicada a la tipografía de los números estuvimos viendo […]

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>