La paradoja de Tristram Shandy

Laurence_Sterne_by_Sir_Joshua_Reynolds

El pasado domingo se conmemoró el tricentenario del nacimiento del escritor Laurence Sterne (1713-1768).

La más famosa de sus obras es The Life and Opinions of Tristram Shandy, Gentleman (1759-1767) La vida y las opiniones del caballero Tristram Shandy, publicada en nueve volúmenes, y a lo largo de nueve años.

La novela relata las peripecias de un grupo de personas sin seguir el orden temporal de los hechos, incluyendo además reflexiones del autor sobre la grafía del texto, opiniones, bromas, apóstrofes a los lectores, etc.

La obra quedó interrumpida por la muerte de Sterne, y se detiene en la infancia de Tristram: en realidad, no hay una auténtica trama, sólo la narración en tono humorístico de la familia de Tristram Shandy y las personas que se relacionan con ella.

Bertrand Russell hace el siguiente comentario sobre el personaje principal de la obra de Sterne 1:

Como sabemos, Tristram Shandy empleó dos años en escribir la crónica de los dos primeros días de su vida, y se lamentó de que, en esa proporción, el material se acumularía más rápidamente de lo que él pudiese despacharlo, de forma que, a medida que pasaran los años, se hallaría cada vez más lejos del fin de su historia. Ahora bien, yo sostengo que, si él hubiera vivido eternamente y no se hubiese cansado de su tarea, en este caso, aunque su vida continuase tan pródiga en acontecimientos como empezó, ninguna parte de su biografía hubiese quedado sin escribir. Pues, considérese: el día ciento lo escribirá en el año ciento, el día mil en el año mil, y así sucesivamente. Cualquiera que sea el día que elijamos tan distante que no tenga esperanza de alcanzarlo, ese día será descrito en el año correspondiente. Así, pues, cualquier día que pueda decirse será escrito más pronto o más tarde y, por tanto, ninguna parte de la biografía quedará nunca sin escribir. Esta proposición paradójica, pero perfectamente verdadera, depende del hecho de que el número de días en la eternidad no es mayor que el número de años.

637px-George_Cruikshank_-_Tristram_Shandy,_Plate_I._The_Effects_of_Trim's_Eloquence

La cuestión planteada por Russell –basándose en lo que sucede en la novela de Sterne– se conoce como la paradoja de Tristram Shandy, y guarda mucha relación con las paradojas del infinito:

Si una persona fuese inmortal y decidiera escribir sobre su vida, ¿completaría o quedaría inconclusa esa tarea?

¿Cómo va a concluir su tarea si es inmortal, es decir, si su vida no acabará nunca? ¡Imposible completar algo que no finalizará jamás!

Razonemos con cuidado. Supongamos que Tristram fuese inmortal y deseara escribir sobre todos y cada uno de los días de su vida. Su vida es tan apasionante, que necesita un año para escribir con todo detalle lo que le sucede en cada una de sus jornadas.

Supongamos que Tristram ha nacido el 1 de enero de 1700 y con veinte años empieza a escribir sobre su vida –cuando se entera de su inmortalidad y es capaz de redactar con soltura–. Emplearía los 366 días del año 1720 para contar su primer día de vida –1 de enero de 1700–. Para narrar su jornada del 2 de enero de 1700 precisaría los 365 días de 1721… ¿Cuándo terminaría de relatar su primer año de vida? Al final del año 2084 –1700 no es bisiesto–.

Por paradójico que parezca –y justamente por ser inmortal, es decir, por quedarle tantos años como días de vida… infinitos en cantidad numerable–, siempre habrá un año en el que le corresponderá reseñar cualquiera de los días de su vida; incluso el día de hoy, 27 de noviembre de 2013. ¿Cuándo? No lo sé –habría que hacer el cálculo–, dentro de varios siglos, pero ¡Tristram tiene tiempo para hacerlo!

Sobre la autora: Marta Macho Stadler es profesora de Topología en el Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU, y colaboradora asidua en ZTFNews, el blog de la Facultad de Ciencia y Tecnología de esta universidad.

Esta anotación participa en la edición4.12310562 del Carnaval de Matemáticas, cuyo blog anfitrión es ::ZTFNews

Referencias

  1. Bertrand Russell: Misticismo y Lógica y otros ensayos en Obras Completas II: Ciencia y Filosofía, Madrid: Aguilar, 1973, página 967.

6 Comentarios

Deja un comentario

MicroMicro

A partir del año 20 sus relatos del dia a dia serian bastante monotonos….”ese dia empece a escribir esta biografia”, “ese otro dia seguia escribiendola…”

Carnaval de Matemáticas: resumen de la edición 4.12310562 | :: ZTFNews.org

[…] 65: La paradoja de Tristram Shandy desde el Cuaderno de Cultura […]

MarcosMarcos

Cuando lees un buen artículo de algo que, además, te interesa, no puedes sino aplaudir a la autora.

Genial, Marta

MartaMarta

Gracias, Marcos, eres muy amable.

RamonRamon

No se puede jugar con el infinito como si fuera un numero, es trampa. Como lo es, a mi entender, la prueba de que el conjunto de los naturales y el de los pares tienen el mismo cardinal. Claro, infinito es igual a infinito.

Guillermo GarcíaGuillermo García

Coincido, su esfuerzo, Marta es digno de encomio. Artículo genial. como lo fue Russell

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>