Cuando la ciencia es Zientzia #4

No tomo azúcar con el café, ni con el té, me gusta la tónica, la sacarina me parece excesivamente dulce y empalagosa la miel. Debe ser cosa de la edad. La explicación me la ofreció un amigo químico, Jon Mattin Matxain, el cual me relató que con la edad apreciamos más los sabores agrios y optamos por bebidas menos dulces. En resumidas cuentas, me estoy haciendo mayor.

cuando la ciencia es zientzia #4

Juventud, divino tesoro. Es posible que muchas y muchos jóvenes tampoco tomen dulces. La doctora en Psicología Lorea Kortabarria ha estudiado los trastornos alimenticios de las/os jóvenes para intentar conocer la causa de los mismos. En el transcurso de su investigación ha llegado a la conclusión de que las chicas tienen una percepción alejada de su peso real, se ven con más peso del que realmente tienen. Y hacer dieta, es algo normal para ellas ya que han visto a sus madres hacer lo mismo.

Sustituir el azúcar por un edulcorante es algo habitual para quien hace dieta. Actualmente el consumo de edulcorantes en el mundo es elevado y, sin embargo, la obesidad no ha disminuido. El profesor de genética de la UPV/EHU Asier Fullaondo nos ha hablado de los resultados de un reciente estudio sobre los efectos de los edulcorantes. Los resultados del mismo concluían que existía una relación entre la toma de sacarina y la aparición de la intolerancia a la glucosa y el inicio de la obesidad.

La investigación, como nos decía la bioquímica Ana Bernal, da pie a responder preguntas. ¿Cómo será el futuro? Arantxa Arzamendi nos ha traído a ZientziaKaiera el libro del periodista Juan Scaliter, Exploradores del futuro, en el cual se recogen las opiniones de científicos de todos los rincones del mundo sobre lo que creen que acontecerá en un futuro próximo.

La periodista Amaia Portugal nos explica que investigadores del MIT han dado con una ecuación que nos dice qué avances tecnológicos tendrán éxito en un futuro cercano. Quizás el Michigan Micro Mote, el ordenador más pequeño del mundo, que mide tan sólo un milímetro cúbico, sea una de esas tecnologías que triunfen y puedan aplicarse, por ejemplo, en la medicina.

A pesar de que la publicidad nos muestra las maravillas de las cremas antiarrugas, investigadores chinos han descubierto que el paso del tiempo se ve reflejado en el rostro a través de bioindicadores fisiológicos que no dejan lugar a dudas de que envejecemos. Y es que la nariz y la boca tienden a anchar y el extremo de nuestros ojos caen hacia abajo cuando acumulamos años.

Qué cosas más interesantes nos descubre la ciencia, ¿no os parece? Con la boca abierta nos deja el hecho de que una secuencia de rocas sedimentarias como es el flysch se parezcan a las hojas de una gran enciclopedia que nos cuentan los cambios acaecidos en la tierra desde hace miles de años. Eso mismo nos cuenta la geóloga Estibaliz Apellaniz. O que los hongos, apreciados por sus cualidades gastronómicas, tengan aplicaciones tan diversas como nos cuenta la experta en micología Isabel Salcedo. Y es que son la base de muchos antibióticos, esenciales en vinicultura, en la elaboración de pan y queso, en la mejora de producción forestal e imprescindibles en el mantenimiento de la biodiversidad.

La cristalógrafa Gotzone Barandika ha incidido en la reinante quimiofobia que nos rodea y nos explica el uso equivocado que se hace de los términos “químico”, “compuestos químicos” y “productos naturales”. Equivocada es también la visión que tenemos sobre la evolución humana. La antropóloga y genetista Carmen Manzano nos ha explicado que si las imágenes que ilustran nuestra evolución ofrecen una visión lineal del proceso, no ha sido así. La evolución humana es un gran puzle cuyas piezas están aún por encajar.

Y terminamos felicitando al telescopio espacial Hubble por sus 25 años en el espacio. Y es que se lo merece. Las astrónomas planetarias Naiara Barrado e Itziar Garate nos han recordado todo lo que hoy sabemos gracias a los datos que ha ido recogiendo este telescopio. Si hoy miráis al cielo, mandadle un salud a Hubble, que continúa ahí fuera buscando nuevos datos que nos ayuden a conocer mejor el Universo.

Sobre la autora: Uxune Martínez es la responsable de la Base de Datos de la Comunidad Científica Vasca, Inguma y es editora de Zientzia Kaiera.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>